• 16 de Julio del 2024
TGP

Cuádruple hélice y educación gratuita: la visión de Sheinbaum y el futuro del IPN en Puebla

 

 

José Ojeda Bustamante

@ojedapepe

En un mundo cada vez más interconectado, la innovación abierta se ha convertido en una herramienta esencial para enfrentar los desafíos contemporáneos. Este enfoque, ejemplificado por el modelo de cuádruple hélice, integra a la academia, la administración pública, las empresas y la sociedad para fomentar un ecosistema de colaboración y desarrollo.

Claudia Sheinbaum Pardo, presidenta Electa de México, ha destacado la necesidad de vincular las instituciones de educación superior con la sociedad, promoviendo una mayor participación en la investigación científica y garantizando la gratuidad en todos los niveles de educación pública. Esta visión se alinea con los principios de la innovación abierta, sugiriendo un camino prometedor para el futuro de México.

El modelo de cuádruple hélice representa una evolución significativa en la manera de abordar la innovación, integrando a la academia, administración pública, empresas y sociedad en un esfuerzo colaborativo.

Este enfoque no solo promueve el intercambio de ideas y la colaboración, sino que también crea un ecosistema de innovación participativa, orientado a mejorar las condiciones sociales y el rendimiento empresarial. La incorporación de la sociedad como el cuarto eje fundamental del modelo asegura que las necesidades y perspectivas de los ciudadanos sean consideradas en los procesos de desarrollo e innovación.

Sheinbaum enfatiza que la educación no debe ser vista como una mercancía sino como un derecho fundamental. Su propuesta incluye la gratuidad en todos los niveles educativos y un aumento significativo en el número de becas disponibles, especialmente en educación básica y media superior. Además, propone ampliar en 300,000 los espacios disponibles en universidades e institutos de educación superior, junto con mayores inversiones en posgrado y la promoción de la investigación científica orientada al desarrollo nacional.

Esta visión tiene el potencial de transformar la sociedad mexicana, mejorando las condiciones de vida y actuando como una herramienta crucial contra la violencia al universalizar la educación media superior. "Si nosotros logramos universalizar la educación media superior, es la educación contra la violencia, es la mejor fórmula", declaró Sheinbaum en una conferencia en Cuernavaca, Morelos.

El reciente establecimiento del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en Puebla es un ejemplo concreto de la implementación de estas ideas. Con más de 1,593 aspirantes, de los cuales el 90% son poblanos, el IPN Puebla ofrecerá cinco ingenierías y cinco carreras técnicas en su Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería en San José Chiapa y el CECYT 20 en Mayorazgo, respectivamente. Así lo ha señalado su Director General del IPN el también doctor y científico Arturo Reyes Sandoval y la Secretaria de Educación de Puebla.

Las ingenierías incluyen a: Ingeniería en Alimentos, Ingeniería en Control y Automatización, Ingeniería en IA, Ingeniería en Sistemas Automotrices y Licenciatura en Ciencias de Datos. Este esfuerzo no solo incrementa la oferta educativa en la región, sino que también fortalece el vínculo entre la academia y el sector productivo, alineándose con el modelo de innovación abierta. Además, la Secretaría de Educación Pública de Puebla, ha subrayado la importancia de estas iniciativas para el desarrollo integral de los estudiantes y la mejora de las condiciones de vida en el estado.

El Sistema de Educación Dual complementa esta visión de educación accesible y de calidad. Este sistema combina la formación en la escuela con la formación en la empresa, proporcionando a los estudiantes de bachillerato tecnológico y profesional técnico una experiencia integral que incrementa su bienestar y desarrollo. Los estudiantes inscritos en este sistema no son trabajadores, sino aprendices que adquieren competencias laborales validadas por certificaciones con reconocimiento nacional.

Este modelo educativo, aprobado por la Subsecretaría de Educación Media Superior (SEMS), asegura que las actividades de la empresa sean afines al plan de estudios del estudiante, promoviendo una educación práctica y relevante. Además, la formación en la empresa debe ser equivalente a dos semestres del plan de estudios, y las evaluaciones se realizan tanto en la escuela como en la empresa, garantizando una educación de calidad.

La integración de la innovación abierta en el sistema educativo y empresarial mexicano, ejemplificada por las propuestas de Claudia Sheinbaum y la implementación del Sistema de Educación Dual y el IPN Puebla, presenta una oportunidad única para transformar el país.

Al fomentar la colaboración entre academia, administración pública, empresas y sociedad, México puede enfrentar los desafíos del siglo XXI con soluciones innovadoras y sostenibles. Es hora de adoptar plenamente el modelo de cuádruple hélice y aprovechar el potencial de la innovación abierta para construir un futuro más próspero y equitativo para todos.

Es momento de Puebla, es momento de los jóvenes, así también Alejandro Armenta ha delineado su interés por la educación, la tecnología y la innovación; en una próxima entrega desde las antípodas, abordaremos esos derroteros de gran interés del gobernador electo como los clúster educativos o el Silicon Valley poblano, de vanguardia y de frontera sus propuestas.