• 16 de Julio del 2024
TGP

Más de 90% de hombres con diabetes descontrolada puede padecer disfunción eréctil

Cambios hacia estilos de vida saludable permiten control glucémico y reducen hasta 80% el desarrollo de disfunción eréctil

 

La salud sexual del hombre puede alterarse por un trastorno de la erección como la disfunción eréctil, que afecta entre cinco y 10 por ciento de adultos con diabetes controlada tipo 2 y más de 90 por ciento de quienes no están diagnosticados o mantienen niveles elevados de glucosa en la sangre durante más de tres años, informó el especialista del Servicio de Urología del Hospital Juárez de México, Gumaro Martínez Carrillo.

Con motivo del Día del Padre, que se celebró este domingo, el especialista en urología advirtió que un paciente con diabetes mellitus mal controlada puede desarrollar disfunción eréctil entre 10 y 15 años antes de quien no tiene diabetes, por lo que hizo hincapié en la prevención y en el control médico.

Explicó que el daño en los nervios y los vasos sanguíneos que afecta a las personas con diabetes descontrolada, conocido también como neuropatía diabética, puede lesionar los órganos genitales causando problemas para desarrollar o mantener una erección.

Enfatizó que los cambios hacia estilos de vida saludable ayudan al control glucémico, reducen hasta 80 por ciento el desarrollo de la disfunción eréctil y, en consecuencia, evitan o limitan problemas de salud mental por esta situación como la ansiedad y el estrés que, a su vez, empeoran la disfunción.

Recomendó a pacientes diabéticos con disfunción eréctil dejar de fumar, ya que el tabaquismo limita el flujo sanguíneo. También es importante adoptar un plan de alimentación con la combinación adecuada de carbohidratos, proteínas y grasas, y realizar actividad física para reducir el estrés y el sobrepeso. Con esto aumenta la testosterona y disminuyen los síntomas de la disfunción.

El médico adscrito al Hospital Juárez de México invitó a los hombres a acudir a la clínica o centro de salud para detección y atención de la disfunción eréctil y, en caso necesario, ser canalizados con el especialista en urología.