• 21 de Enero del 2021

La Fotografía en el Cine

Imagen de la película "El Padrino"

La fotografía en el cine es la herramienta fundamental para poder realizar una película, de cualquier género cinematográfico. Todo filme, desde sus inicios, está compuesto por fotogramas los que, al moverse rápidamente, generan la ilusión de movimiento de las imágenes para nuestro cerebro.

 

A simple vista, no nos daríamos cuenta de que son fotografías estáticas, para ser exacto, 24 fotogramas por segundo; esto, hablando de la técnica del celuloide, ya que para el cine digital son de 30 o más FPS.

El formato de los fotogramas puede variar de 8 milímetros (mm.) a 35 mm. o más, lo que depende del director de fotografía o cinefotógrafo.

En la actualidad, la fotografía juega un papel muy importante dentro del filme, no sólo depende de una buena historia, sino de los emplazamientos y la posición de la cámara, así también de los encuadres y, por supuesto, de la iluminación.

Sin embargo, la intensión del fotógrafo va de la mano con lo que el director quiere plasmar en imágenes y para ello el cinefotógrafo se ayuda de un story board, y del departamento de arte, si la escena es en un interior, pero si la escena es en exterior, se apoya de la luz del entorno natural o de alguna recreación artificial.

La luz para el cinefotógrafo es la herramienta básica para el filme, sin ella no habría imágenes por lo tanto no se podría fotografiar nada, de acuerdo con la intensidad y temperatura de la luz que se proporciona a cierta toma la fotografía cambia, generando significados e intenciones en los personajes reflejando así emociones para el espectador.

Algunos elementos fundamentales dentro de la fotografía son la composición, regla de tercios, psicología del color, la profundidad de campo, entre otros.

También los planos son indispensables para saber en qué entorno se encuentra el personaje, qué sucede en el encuadre y lo que los personajes hacen.

La fotografía en una película puede generar emociones como tensión, repulsión, armonía, alegría, nostalgia entre otros sentimientos, cuando hablamos de que una película tiene una excelente fotografía es porque nos muestra tal cual imágenes que nos hacen sentir; además de identificarnos con los personajes, la personalidad de cada personaje desde su vestimenta hasta su peinado nos connota una sensación y una emoción que nos lleva de la mano con la historia.

Por mencionar algunas películas que aparte de que cuentan una buena historia gracias a su fotografía han trascendido hasta nuestros días como películas que el espectador no puede dejar de ver o que son referentes en su vida, por ejemplo:

El padrino (1972) la iluminación del fotógrafo Gordon Willis creó una nueva tendencia en la fotografía del cine, con sus luces tamizadas y volumétricas.

Sin lugar a duda tenemos a Stanley Kubrick, “Barry Lyndon 1975”, utilizando lentes de la NASA cuya apertura de F0.7 permitió iluminar escenas iluminadas con luz de velas, además de la composición pictórica y de los encuadres la hacen magnifica.

El árbol de la vida, del gran fotógrafo Emmanuel Lubeszki, esa forma de captar los tonos de un atardecer, la forma intensiva del gran angular, el uso de la steady can nos transmite la idea de que la cámara levita en el espacio.

Así hay sinfín de películas que tienen una fotografía excelente que gracias a ello trasportan a su espectador a lugares inimaginables, que nos hacen ver a personajes en situaciones fuera de lo común y que no hacen pensar en que puedan existir otras realidades alternas a la nuestra.

Parte de la magia del cine es la fotografía, ya que gracias a ella podemos crear atmosferas, entornos, situaciones y cosas inexistentes para el ojo humano, recrear sucesos, crear historias y efectos especiales que ayudan a sumergirnos en la magia del cine.

-----------------------------------

 

El autor es egresado de la Licenciatura de Comunicación e Información de la Universidad Madero y cursó también Diplomado en Cinematografía en la UMAD, la carrera intensiva de actuación en la AMCI (Asociación Mexicana de Cineastas Independientes).

Ha participado como actor en rodajes de cortometrajes de producciones universitarias BUAP, UPAEP, AS MEDIA, CINEMA.

También ha participado en series de TV: Dos Lagos, de TV Azteca; La Bandida, Documental Niños Héroes, de History Channel, producción Argentina (Netflix), entre otros.

Participó en Microteatro Puebla, obra la Decisión.

Ha dirigido cortometrajes con producción independiente, entre ellos Hora Cero y Donde hay música.

Actualmente, escribe guiones para cine, para buscar nuevas oportunidades de producir cortometrajes.