• 19 de Abril del 2024

Gana Edgar Oceransky demanda por difamación tras ser acusado de violencia sexual

Aunque ya no enfrentará la demanda de 4 millones de pesos por daño moral, Anhelé Sánchez deberá disculparse públicamente con el cantante y costear su terapia psicológica

 

El cantante Edgar Oceransky ha obtenido una victoria legal significativa al ganar una demanda por difamación contra Anhelé Sánchez, quien públicamente lo acusó de violencia sexual.

El juez Fernando Ariel Tenorio Solorio determinó que las narrativas de Sánchez en redes sociales, carentes de pruebas contundentes y sin denuncia penal, causaron un daño moral al artista.

La sentencia refutó las acusaciones de grooming de Sánchez, indicando que las relaciones entre ambos fueron consensuadas y ocurrieron cuando ella era mayor de edad.

Este fallo ha generado críticas por parte de diversas organizaciones que acompañan el caso de Anhelé, argumentando que perpetúa la impunidad frente a la violencia contra las mujeres.

Estas organizaciones expresaron su rechazo a la sentencia, sosteniendo que envía un mensaje de complicidad y tolerancia estatal hacia la violencia de género.

Oceransky, defendiendo su postura, ha destacado que las acusaciones carecen de fundamentos y han dañado significativamente su reputación y bienestar emocional.

El cantautor enfatizó que los comentarios que originaron las acusaciones eran parte de un acto de comedia dentro de un espectáculo y, por tanto, deben ser interpretados como ficción.

Además, expresó su intención de llevar el caso hasta las últimas instancias judiciales para defender su posición.

Sánchez lamentó sentirse revictimizada por el proceso legal, denunciando que se le está coartando su libertad de expresión y que se le está obligando a disculparse por hablar.

La sentencia también la obliga a pagar una multa de 30 mil pesos por daños al honor de Oceransky.

Aunque ya no enfrentará la demanda de 4 millones de pesos por daño moral, Sánchez deberá disculparse públicamente con el cantante y costear su terapia psicológica, según lo ordenado por el juez.