• 17 de Enero del 2021

Farmacéutico destruyó vacunas por temor a mutaciones

Ante el temor de que el mundo se "derrumbara" descongeló 500 dósis del fármaco en Estados Unidos

El farmacéutico arrestado por descongelar vacunas de coronavirus en Wisconsin aseguró que la inmunización causará mutaciones de ADN y está convencido de que el mundo estaba “derrumbándose”.
Steven Brandenburg fue arrestado la semana pasada después de que se descubriera que había descongelado deliberadamente las vacunas que pudieron inocular a unas 500 personas, en la comuinidad de Grafton, ubicado a unos 32 kilómetros al norte de Milwaukee.
La policía arrestó la semana pasada al farmacéutico luego de una investigación en torno a los 57 frascos arruinados de la vacuna desarrollada por Moderna, los cuales, según las autoridades, contenían suficientes dosis para vacunar a más de 500 personas.
Adam Gerol, fiscal de distrito del condado de Ozaukee, dijo durante una audiencia que Brandenburg, de 46 años, confesó creer que la vacuna fue diseñada para crear mutaciones en el ADN de los humanos. Los detectives que lo interrogaron concluyeron que el farmacéutico es seguidor de teorías de conspiración.
También se reveló que el sospechoso se encuentra en proceso de divorcio después de ocho años de matrimonio y dos hijos. Antes de ser arrestado visitó la vivienda de su expareja para advertir que el “mundo estaba a punto de colapsar” y dejó un mercado.
Las vacunas descongeladas fueron devueltas a Moderna para confirmar que no se puede utilizar. El precio del lote descongelado es de entre 8 y 11 mil dólares.
Un juez prohibió a Brandenburg acercarse a sus hijos ya que es considerado un peligro para ellos.
La desinformación en torno a las vacunas contra el COVID-19 ha circulado en internet con afirmaciones falsas que van desde los ingredientes de las vacunas hasta sus posibles efectos secundarios.
Una de las primeras afirmaciones falsas insinuaba que las vacunas podrían modificar el ADN. La vacuna desarrollada por Pfizer y su socio alemán BioNTech, así como la de Moderna, dependen del ARN mensajero o ARNM, que es una tecnología bastante nueva utilizada en las vacunas y en la que expertos han estado trabajando durante años. Las vacunas de ARNm ayudan a entrenar al sistema inmune para que identifique a la espiga de la proteína en la superficie del coronavirus y produzca una respuesta inmune. Los expertos han dicho que no hay nada cierto en relación con las afirmaciones de que las vacunas pueden causar modificaciones genéticas en humanos.