• 15 de Julio del 2024
TGP

Muerte de jueza Ruth Bader aviva la batalla entre Trump y demócratas

Corte Suprema EU / supremecourt.gov/

 

En julio de 2016, la magistrada protagonizó un enfrentamiento con Donald Trump y lo llamó farsante e incongruente

 

Ruth Bader Ginsburg, jueza de la Corte Suprema norteamericana, falleció a los 87 años, el viernes 18 de septiembre de 2020. La muerte de la jueza en vísperas de elecciones presidenciales abrió un nuevo campo de batalla entre republicanos y demócratas, porque Donald Trump tendrá que proponer al nuevo integrante de la Corte Suprema de los Estados Unidos y el Senado norteamericano deberá debatir y aprobarlo o rechazarlo.

En julio de 2016, la jueza Ruth Bader Ginsburg protagonizó un enfrentamiento con Donald Trump y lo llamó farsante. La jueza aseguró que Donald Trump no era congruente ni consigo mismo y que sólo improvisaba lo que se le iba ocurriendo.

En respuesta, Donald Trump exigió que dimitiera y que dejara su cargo a otra persona. La jueza tuvo que retractarse y ofrecer una disculpa a Donald Trump, y continuó en su cargo.

Donald Trump ha dicho que propondrá a una mujer como integrante de la Corte Suprema de los Estados Unidos, y se espera que sea una conservadora, estricta en la aplicación de la ley, pero reacia a modificarlas para proteger derechos ciudadanos.

Las maniobras de Trump

La muerte de la jueza le da la oportunidad a Donald Trump de mover sus piezas para colocar a un juez conservador, con el que podría gestionar y apabullar al tribunal supremo. Actualmente, la Corte Suprema de los Estados Unidos tiene 5 jueces conservadores y 3 liberales, debido a la muerte de Ruth Bader Ginsburg, que era la cuarta liberal.

La decisión de Donald Trump y del Senado norteamericano será trascendente, porque decidirá si la Corte Suprema de los Estados Unidos se convertirá en un recinto conservador o en uno progresista, que dictará criterios que normen a la sociedad estadounidense.

Republicanos y demócratas tendrán en sus manos la decisión de convertirse en una sociedad que aliente las nuevas corrientes progresistas o las que pretendan mantener el statu quo, e incluso favorecer la restricción de algunos derechos.

Defensora de causas feministas

La jueza Ruth Bader Ginsburg era una conocida progresista que en sus últimos tiempos se caracterizó por favorecer las causas feministas, y las de los inmigrantes. Profesora de varias generaciones, y ejemplo de integridad, Ruth Bader Ginsburg contribuyó a la formación de varios abogados estadounidenses.

Ruth Bader Ginsburg murió el viernes 18 de septiembre en Washington, D.C. Desde 1999 padeció diversos tipos de cáncer, y en las últimas etapas de su vida recibía tratamiento para cáncer de páncreas. La jueza dejó un legado de ejemplos de lucha y solidaridad en causas que parecían perdidas y que ella rescató, sólo hace falta saber quiénes seguirán sus pasos y continuarán con las luchas que ella encabezó

Con las elecciones presidenciales en puerta, republicanos y demócratas volverán a medir sus fuerzas en el Congreso norteamericano, y aunque Donald Trump perdiera las elecciones y no pudiera reelegirse, podría sentar las bases para alentar una Corte Suprema de los Estados Unidos con una mayoría conservadora.

Los demócratas creen que tienen suficiente capacidad para derrotar a Donal Trump y pidieron que no se elija aún al nuevo integrante de la Corte Suprema de los Estados Unidos, y que se espere hasta que pasen las elecciones presidenciales.

Los republicanos, que tienen una mayoría en el Senado, se niegan a esperar, porque ven su oportunidad de colocar a un conservador en la Corte Suprema de los Estados Unidos y apabullar a los liberales.

Ruth Bader, un titan de la ley

En un mensaje que Donald Trump publicó en su cuenta de Twitter, adelantó que en los próximos días propondrá al nuevo integrante de la Corte Suprema Norteamericana y lamentó la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg.

“Hoy, nuestra Nación lamenta la pérdida de un titán de la ley. La jueza Ruth Bader Ginsburg se desempeñó durante más de 27 años como jueza adjunta de la Corte Suprema de los Estados Unidos, en particular la segunda mujer nombrada para la Corte. Fue una esposa cariñosa para su difunto esposo, Martin, y una madre dedicada a sus dos hijos”.

“Reconocida por su mente brillante y sus poderosos desacuerdos en la Corte Suprema, la jueza Ginsburg demostró que uno puede estar en desacuerdo sin ser desagradable con sus colegas o con diferentes puntos de vista. Sus opiniones, incluidas las decisiones bien conocidas sobre la igualdad legal de las mujeres y los discapacitados, han inspirado a todos los estadounidenses y a generaciones de grandes mentes legales”.

“Luchadora hasta el final, la juez Ginsburg luchó contra el cáncer y otras probabilidades muy largas a lo largo de su extraordinaria vida. Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia Ginsburg y sus seres queridos durante este momento difícil. Que su recuerdo sea una gran y magnífica bendición para el mundo”.