• 25 de Julio del 2021

Despiden al cubrebocas en Estados Unidos

Autoridades sanitarias estableces que personas vacunadas no tendrán la obligación de utilizar caretas

 

Los habitantes de Estados Unidos vacunados contra el coronavirus ya no tendrán que llevar cubrebocas en espacios interiores, anunciaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), al poner al día sus recomendaciones ante la pandemia del Covid-19.
Sin embargo, la nueva guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades mantiene la recomendación de que los vacunados sigan usando cubrebocas al viajar en transporte público, así como en aeropuertos y estaciones de ferrocarril.
La decisión de dejar de lado los cubrebocas y no pedir distanciamiento físico a quienes estén inmunizados se tomó a la luz de estudios científicos que demostraron que las vacunas son efectivas incluso contra infecciones asintomáticas y variantes circulantes.
“Todo el que esté completamente vacunadopuede participar en actividades en interior y exterior, pequeñas o grandes, sin llevar cubrebocas o respetar la distancia física”, declaró Rochelle Walensky, la directora de los CDC.
Actualmente, alrededor del 35 por ciento de la población estadounidense, unas 117 millones de personas, han recibido una o las dos dosis de vacuna necesarias para estar inmunizadas contra el coronavirus.
Hasta esta semana, solo los mayores de 16 años podían ser inmunizados contra la Covid-19 en Estados Unidos, pero ahora los adolescentes de entre 12 y 15 años pueden recibir la vacuna de Pfizer/BioNtech.
Junto al avance de la vacunación en Estados Unidos, el número de casos ha disminuido drásticamente: la infección diaria promedio durante siete días se ha reducido a unos 36 mil casos. Y la curva de muerte diaria está en su nivel más bajo desde principios de abril de 2020.
"Si usted presenta síntomas, debe volver a ponerse el tapabocas y hacerse la prueba de inmediato", dijo Walensky.
También advirtió que si la situación sanitaria empeoraba, estas nuevas recomendaciones podrían revisarse.
Los viajeros internacionales completamente vacunados que lleguen a Estados Unidos aún deben hacerse la prueba dentro de los tres días posteriores a su vuelo, o mostrar documentación de recuperación de la Covid-19 en los últimos tres meses.
Las autoridades estadounidenses, que comenzaron a aconsejar el uso del cubrebocas para prevenir la propagación de la Covid-19 a principios de abril de 2020, ya habían empezado a relajar gradualmente sus recomendaciones en las últimas semanas.
Hasta ahora, se aconsejaba que los vacunados no usaran el cubrebocas al aire libre (excepto en multitudes) y en interiores si estaban con otros inmunizados.
También podían reunirse sin tapabocas con personas no vacunadas, pero de un solo hogar a la vez y si no presentaban factores de riesgo para la Covid-19.