• 15 de Julio del 2024
TGP

Senadora republicana aprovecha caso de violación en México para atacar política fronteriza de Biden

Los republicanos han aprovechado un aumento de inmigrantes que ingresan a Estados Unidos de manera irregular durante el mandato de Biden para atacar al presidente

 

La senadora republicana que respondió en nombre del partido al discurso del Estado de la Unión del presidente Joe Biden aprovechó un recuento desgarrador de abuso sexual de una mujer joven para atacar las políticas fronterizas, del mandatario, pero las violaciones no sucedieron en Estados Unidos ni durante el gobierno de Biden.

La senadora de primer término Katie Britt de Alabama, en la respuesta del Partido Republicano, criticó las actuales políticas migratorias al describir cómo conoció a una mujer en la frontera entre México y Estados Unidos que le contó que desde los 12 años fue violada miles de veces debido a una operación de tráfico sexual dirigida por cárteles.

La víctima había hablado públicamente sobre el abuso que sucedió en México, su país natal, entre 2004 y 2008 —no en Estados Unidos durante el gobierno de Biden. Aun así, Britt aprovechó los hechos para reprender las acciones de Biden en la frontera.

“No estaríamos de acuerdo con que esto sucediera en un país del tercer mundo. Esto es Estados Unidos de América y ya es momento de que empecemos a actuar como tal”, dijo Britt en el discurso del jueves por la noche televisado desde su casa en Alabama. “La crisis fronteriza del presidente Biden es una desgracia”.

Britt ha hecho de la inmigración uno de sus principales temas en sus primeros años en el Senado, y los republicanos han aprovechado un aumento de inmigrantes que ingresan a Estados Unidos de manera irregular durante el mandato de Biden para atacar al presidente. El expresidente Donald Trump, favorito para la candidatura republicana este año, culpa a Biden por el asesinato de una estudiante de enfermería de Georgia después que un inmigrante venezolano que ingresó sin autorización legal a Estados Unidos fuera arrestado y acusado de su asesinato.

El periodista independiente Jonathan Katz reveló en un video de TikTok publicado el viernes que el tráfico sexual de la víctima mencionado por Britt el jueves no sucedió durante el gobierno de Biden ni en Estados Unidos.

El vocero de Britt, Sean Ross, confirmó el sábado a The Associated Press que la senadora hablaba sobre los hechos de una joven mexicana que le contó que fue violada reiteradamente en México entre 2004 y 2008, cuando el republicano George W. Bush era presidente de Estados Unidos.

Ross subrayó que la gente sigue siendo víctima de un “tráfico brutal y repugnante por parte de los cárteles”.

Britt viajó al sector de Del Río, Texas, en la frontera con México en enero de 2023 con las senadoras republicanas Marsha Blackburn de Tennessee y Cindy Hyde-Smith de Mississippi, según el comunicado de prensa emitido entonces por la oficina de Hyde-Smith.

“Las senadoras organizaron una mesa redonda con la excongresista mexicana Rosa María de la Garza, la colaboradora de Fox News Sara Carter y Karla Jacinto Romero, que fue víctima de tráfico humano”, según el comunicado. “Las senadoras se enteraron sobre la actividad de los cárteles en México y el trabajo que se realiza para rescatar a las víctimas del tráfico de personas”.

Romero, una activista contra la trata de personas, ha hablado públicamente sobre ser víctima de prostitución infantil en México, incluso durante un testimonio en 2015 ante un subcomité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Romero, que entonces tenía 22 años, le dijo al subcomité que tenía 12 años cuando su madre la echó a la calle y un proxeneta la explotó sexualmente con más de 40 mil clientes durante cuatro años. Romero dijo que muchos de los clientes eran extranjeros que habían viajado a México para tener interacciones sexuales con menores como ella.

La refutación de Britt, pronunciada desde la mesa de su propia cocina, expuso una visión oscura del país bajo el gobierno demócrata y advirtió sobre la violencia. Habló de sus dos hijos y sostuvo que “la vida se está volviendo cada vez más peligrosa”. También llamó a Biden un “líder vacilante y disminuido”.

La senadora de Alabama, de 42 años y la mujer más joven en el Senado, ha dicho que quiere representar una nueva generación de liderazgo en Washington. Trump la respaldó en su elección de 2022 y se ha mantenido en contacto con el expresidente, presionándolo más recientemente para que apoye la fertilización in vitro después que un fallo de la Corte Suprema de su estado bloqueara algunos procedimientos de la FIV.