• 17 de Enero del 2021

Se reúnen Trump y Pence

Ambos se comprometieron a continuar su trabajo por el país hasta el final de su mandato

Donald Trump y su vicepresidente Mike Pence se reunieron el lunes en la Oficina Oval, dando señales, por el momento, de un frente común ante los demócratas que presionan al vicepresidente para que destituya al mandatario.
"Mantuvieron una buena conversación", apuntó un funcionario sobre el primer encuentro entre ambos desde la violenta toma de la sede del Congreso por partidarios de Trump el miércoles, y cuando los demócratas han exhortado a Pence a invocar la 25 Enmienda de la Constitución para destituir al mandatario.
"Trump y Pence se comprometieron a continuar su trabajo por el país hasta el final de su mandato", indicó la fuente.
Eso da a entender que el Trump no considera renunciar antes del fin de su mandato, el 20 de enero, cuando el demócrata Joe Biden se instalará en la Casa Blanca.
También que Pence no tiene intenciones de destituirlo a pedido de la mayoría del gabinete, invocando, como reclaman los demócratas, la Enmienda 25 de la Constitución.
Según el mismo funcionario, el presidente y el vicepresidente "reiteraron que quienes violaron la ley y asaltaron el Capitolio la semana pasada no representan el movimiento ‘Estados Unidos Primero’ respaldado por 75 millones de estadounidenses".
La Cámara de Representantes votará el martes por la noche una resolución para que Pence invoque la 25 enmienda, y Pelosi le dará 24 horas para responder.
Después de eso, dijo, los demócratas seguirían adelante con el proceso de destitución de Trump por "incitación a la insurrección" por su rol en el asalto al Capitolio de Estados Unidos el miércoles por parte de sus partidarios.
En un discurso antes del asalto, Trump urgió a sus seguidores a marchar al Capitolio y exigir que Pence, quien dirigía una sesión conjunta del Congreso para certificar la victoria de Joe Biden, debe intervenir para revertir su derrota electoral.
A pesar de las presiones de Trump, Pence anunció el miércoles en una carta que no se opondría en el Congreso a la oficialización de los resultados de la elección presidencial, lo que desató la ira del presidente y sus seguidores.
"Mike Pence no tuvo el coraje de hacer lo que habría tenido que hacer para proteger a nuestro país y nuestra Constitució", tuiteó Trump mientras sus seguidores invadían el Capitolio.
Videos publicados en redes sociales mostraron una multitud gritando "Cuelguen a Mike Pence" en las puertas del Capitolio.
Aunque esta reunión reduce las tensiones con su vicepresidente, el millonario republicano de 74 años sigue, sin embargo, amenazado de una sanción que quedaría en la historia de Estados Unidos y podría poner en peligro su futuro político.
El incidente planteó la posibilidad de que Pence pudiera actuar para invocar la Enmienda 25 a la Constitución, que permite al vicepresidente y a la mayoría del gabinete destituir al presidente de su cargo, una medida alentada por los miembros demócratas del Congreso. Pero Pence ha descartado en privado la idea como inviable, según una persona familiarizada con el asunto.
A nueve días de que termine su mandato, Trump se encamina a ser el primer presidente estadounidense en ser dos veces objeto de una acusación en el Congreso (impeachement) para un proceso de destitución.
Los legisladores demócratas están decididos a actuar para precipitar la salida de Trump, a quien consideran "desequilibrado" y una "amenaza inminente" para la democracia estadounidense tras la toma del Capitolio la semana pasada por simpatizantes suyos, que dejó cinco muertos y conmocionó al país y al mundo.