• 04 de Diciembre del 2020

La democracia es más grande que el ego, dice Michelle Obama a Trump

Michelle Obama / Facebook/michelleobama

Reconoció que hace 4 años perdió Hillary Clinton, y que para ella fue muy doloroso aceptarlo

 

Michelle Obama, esposa de Barack Obama, aseguró que la democracia norteamericana es más grande que el ego de cualquier individuo, y que el amor a la patria requiere que respeten los resultados de la elección, porque la presidencia no le pertenece a ningún individuo.

En su cuenta de Instagram, Michel Obama publicó un mensaje en el que reconoció que hace cuatro años Donald Trump derrotó sin lugar a dudas a Hillary Clinton, y que aunque fue doloroso tuvo que aceptar la realidad.

“Esta semana he estado reflexionando mucho sobre dónde estaba hace cuatro años. Hillary Clinton acababa de sufrir una dura derrota por un margen mucho más estrecho que el que hemos visto este año”.

“Me sentí herida y decepcionada, pero se habían contado los votos y Donald Trump había ganado. El pueblo estadounidense había hablado. Y una de las grandes responsabilidades de la presidencia es escuchar cuando lo hace”.

Michel Obama contó que cuando se enteró que el magnate republicano había ganado la elección presidencial a Hillary Clinton, dieron instrucciones para entregarle el poder a Donald Trump y a Melania Trump.

“Así que mi esposo y yo instruimos a nuestro personal para que hicieran lo que George y Laura Bush habían hecho por nosotros: llevar a cabo una transición de poder respetuosa y sin problemas, una de las características de la democracia estadounidense. Invitamos a la gente del equipo del presidente electo a nuestras oficinas y preparamos memorandos detallados para ellos, ofreciendo lo que habíamos aprendido durante los últimos ocho años”.

En su mensaje, Michelle Obama reconoció que no fue fácil aceptar la transición presidencial, porque Donald Trump había difundido mentiras racistas que pusieron en peligro a su familia.

“Tengo que ser honesta y decir que nada de esto fue fácil para mí. Donald Trump había difundido mentiras racistas sobre mi esposo que habían puesto a mi familia en peligro. Eso no era algo que estuviera dispuesto a perdonar”.

“Pero sabía que, por el bien de nuestro país, tenía que encontrar la fuerza y ​​la madurez para dejar a un lado mi ira. Así que le di la bienvenida a Melania Trump a la Casa Blanca y hablé con ella sobre mi experiencia, respondiendo todas las preguntas que tenía, desde el mayor escrutinio que conlleva ser Primera Dama hasta cómo es criar niños en la Casa Blanca”.

Michel Obama aseguró que jugar con las teorías de la conspiración pone en peligro la seguridad de Estados Unidos, y pidió que los líderes norteamericanos honren el proceso electoral y aseguren una transición presidencial pacífica.

“En mi corazón sabía que era lo correcto, porque nuestra democracia es mucho más grande que el ego de cualquiera. Nuestro amor por la patria requiere que respetemos los resultados de una elección incluso cuando no nos gusten o desearíamos que hubiera sido diferente; la presidencia no pertenece a ningún individuo ni a ningún partido”.

“Fingir que sí, jugar con estas infundadas teorías de la conspiración, ya sea para beneficio personal o político, es poner en peligro la salud y la seguridad de nuestro país. Esto no es un juego. Así que quiero instar a todos los estadounidenses, especialmente a los líderes de nuestra nación, independientemente del partido, a que honren el proceso electoral y hagan su parte para fomentar una transición del poder sin problemas, tal como lo han hecho los presidentes en ejercicio a lo largo de nuestra historia”.