• 19 de Abril del 2024

Deja dos muertos riña en el Chicagos del centro de Puebla

Fiscalía General de Justicia de Puebla asegura el inmueble; “El Canelo y sus secuaces habrían asesinado a golpes al dueño de bar la madrugada del domingo

 

Luego de una riña entre un jefe de vendedores ambulante y el dueño del bar Chicagos con saldo de dos personas muertas, el inmueble fue asegurado por la Fiscalía General de Justicia de Puebla.

De acuerdo con reportes preliminares, un hombre de nombre Angel N., alias “El Pecas” o “El Canelo”, habría iniciado una riña dentro del bar Chicagos de la 14 Poniente y 2 Norte.

“El Canelo”, supuesto jefe de comerciantes ambulantes y sus secuaces habrían asesinado a golpes al dueño de bar la madrugada del domingo.

En octubre 2023, “El Canelo” fue detenido por la Policía Municipal de Puebla por posesión de droga y participar en un asalto a pasajeros del transporte público; sin embargo, fue liberado.

La víctima fue identificada como David Quintana quien prácticamente quedó desfigurado por los golpes que le infirieron los sujetos que rompieron candados y entraron por una vecindad contigua para cometer las agresiones a las que también sometieron a clientes del establecimiento.

La segunda víctima fue identificada como Eugenio Muñoz, trabajador de la cantina, quien murió camino al hospital general de Cholula.

De acuerdo con los reportes, un sujeto robusto que aseguró ser dirigente de comerciantes ingresó al lugar en estado de ebriedad, pidió unos tragos, pero en cuestión de minutos se quedó dormido en la barra del bar.

Cuando despertó buscó pleito con otros clientes y aseguró que le hacía falta dinero y se puso prepotente con el personal a quien les aseguraba que es jefe de comerciantes y que se las cobraría, hasta que, con la ayuda de los clientes lo sacaron del lugar en donde tuvo otra pelea.

Minutos más tarde regresó con más de 20 personas; rompiendo candados ingresaron por la puerta principal y posteriormente por una vecindad que colinda con el bar.

Comenzaron a golpear a los clientes que se encontraban en el inmueble, se ensañaron especialmente contra el dueño del bar a quien desfiguraron el rostro a golpes con un banco de metal.

El inmueble quedó asegurado por la Fiscalía General del Estado de Puebla.