• 03 de Marzo del 2024
TGP

Florencia Guillot y la romantización del 'grooming'

La acusación se centra en la diferencia significativa de edad al inicio de la relación y en la posible normalización de este tipo de conductas declarada por sus entrevistados

 

En el ojo de la tormenta se encuentra Florencia Guillot, influyente creadora del podcast "Vete a Triunfar" tras la eliminación de un episodio titulado "Llevan 17 años juntos #StoryTime relación exitosa", que generó fuertes críticas en redes sociales.

En dicho episodio, la pareja conformada por Mauricio Cuevas, también conocido como Mau Cuevas, y Pau Florencia reveló detalles de su relación, desatando acusaciones de romantizar el 'grooming'.

La controversia se intensificó al conocerse que Pau Florencia, en sus años iniciales de la relación, tenía entre 12 y 15 años, mientras que Mauricio Cuevas estaba a punto de cumplir 30, con un matrimonio fallido y un hijo a sus espaldas.

La acusación de 'grooming' se centra en la diferencia significativa de edad al inicio de la relación y en la posible normalización de este tipo de conductas.

Mauricio Cuevas, también conocido como Mau Cuevas, se presenta como productor DJ, emprendedor y amante de los viajes en su cuenta de Instagram, donde tiene alrededor de 27 mil seguidores. Además, es el director de Finanzas de Be Group, una empresa de mercadotecnia y relaciones públicas con 11 años de experiencia en el mercado.

El 'grooming', según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), consiste en la búsqueda de proximidad por parte de un adulto con el objetivo de establecer una relación basada en la confianza, utilizando engaños y mentiras para obtener imágenes, videos o encuentros de naturaleza sexual.

Florencia Guillot, originaria de Monterrey, es una creadora de contenidos con más de 663 mil suscriptores en YouTube. Su contenido abarca temas de maquillaje, cuidado de la piel y consejos de vida.

La controversia ha llevado a la cancelación de su podcast y a la pérdida de seguidores, mientras que Florencia Guillot, visiblemente afectada, ha ofrecido disculpas a quienes se sintieron ofendidos, asegurando que su intención nunca fue lastimar ni transmitir un mal mensaje.

La situación ha generado un debate sobre la responsabilidad de los creadores de contenido en redes sociales y la importancia de abordar temas sensibles de manera ética y responsable. La pareja, en medio de la polémica, enfrenta la crítica pública y la posible repercusión en sus carreras profesionales.