• 05 de Julio del 2022

¡Ufff! OMS aprueba uso de emergencia de la vacuna china CanSino

Personal de educación y ancianos recibieron esa inmunización; ya son 9 vacunas autorizadas por la OMS

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó hoy el uso de emergencia de la vacuna Convidecia contra el Covid-19, producida por la farmacéutica china CanSino, tercera empresa de China que logra la luz verde del organismo, tras las desarrolladas por Sinovac y Sinoharm.

Se trata del biológico número 11 que la OMS respalda para combatir el SARS-CoV-2, pues los expertos del organismo determinaron que esa dosis cumple con los estándares para su aplicación.

El panel asesor detalló que se trata de una dosis única basada en un adenovirus que consta de 0.5 mililitros y es para adultos; es la segunda que inicia con una sola inyección como la de Johnson & Johnson.

Esta es una noticia relevante para México, ya que el gobierno federal contrató originalmente la compra de 35 millones de dosis de la inmunización de CanSino, la cual se aplicó en la campaña nacional de vacunación contra el Covid-19 al personal educativo y a los mayores de 60 años en los primeros meses de 2021.

Con el propósito de agilizar la llegada de las vacunas a México, se acordó la importación del suero para ser envasado en territorio nacional, tarea que estuvo a cargo de la planta del laboratorio Drugmex, ubicada en Querétaro.

La aprobación de uso de emergencia da a estas vacunas la posibilidad de entrar en el programa COVAX, creado por la OMS en cooperación con otras agencias, para distribuir a bajo precio y de forma equitativa, dosis de vacunas anticovid en todo el mundo.

Otras vacunas que actualmente están en sus últimos trámites para ser aprobadas por la OMS son la desarrollada por la farmacéutica francesa Sanofi o la de la también china Clover Biopharmaceuticals.

La rígida política “Cero Covid” le ha permitido a China limitar a poco más de 5 mil el número de muertos desde el inicio de la pandemia.

Desde hace un mes los 25 millones de habitantes de Shanghái se encuentran bajo confinamiento, debido a un brote epidémico, y la misma suerte podrían sufrir los habitantes en Pekín.