• 22 de Octubre del 2020

Merkel endurece medidas en Alemania para frenar Covid

Angela Merkel / YouTube/El Mundo

 

La canciller alemana ordenará toque de queda nocturno en las ciudades o regiones que registren 50 casos positivos de coronavirus

 

Angela Merkel, canciller de Alemania, anunció un endurecimiento de las medidas para contener en su país los contagios de coronavirus Covid-19. Indicó que cuando se registren 35 nuevos casos positivos por cada 100 mil habitantes, se deberá utilizar cubrebocas de forma obligatoria.

La canciller alemana ordenará toque de queda nocturno en las ciudades o regiones que registren 50 casos positivos de coronavirus Covid-19. Las actividades nocturnas se detendrán a partir de las 11 de la noche y se prohibirán las reuniones privadas, en las que haya más de 10 personas.

En el portal de Google que le da seguimiento a la pandemia de coronavirus Covid-19, se reporta que en Alemania se han registrado 337 mil contagios, más 5 mil 132; hasta el momento, se han recuperado de la enfermedad 281 mil personas; y han muerto 9 mil 682.

Angela Merkel intenta aplicar una estrategia de alerta temprana, para impedir que los contagios aumenten en Alemania.

Toque de queda en Francia

El miércoles 14 de octubre, Emmanuel Macron, presidente de Francia, ordenó el toque de queda en varias ciudades para frenar los contagios de coronavirus Covid-19. Indicó que la situación que se vive en Francia con la pandemia es preocupante y que hay que aplicar estrategias urgentes.

Emmanuel Macron anunció que desde el sábado se impondrá el toque de queda en París y en otras 8 ciudades, clasificadas en situación sanitaria alarmante.

El presidente francés explicó que se trata de una especie de confinamiento nocturno que comenzará a las 9 de la noche y terminará a las 6 de la mañana del siguiente día.

Para poder circular en la noche, los franceses deberán de contar con una autorización oficial y todos aquellos que no obedezcan serán multados con 135 euros, equivalentes a 3 mil 379 pesos mexicanos.

El gobierno francés busca que la gente no salga de noche y que, incluso en las familias no se reúnan más de seis personas alrededor de una mesa.