• 07 de Diciembre del 2022

Siete poemas de Yurimia Boscán

La poetisa venezolana Yurimia Boscán nos obsequia en exilio.mx, siete piezas que revelan un universo femenino de microficciones y lugares poco comunes

 

 

1

Para ella

fue la fiesta

el argumento para el arrebato

Para él

lo inalcanzable

lo que se tiene

y no se tiene...

el anhelo

Piedra, papel o tijera

–le dijo–

Y ella lo cortó…

2

Si yo fuera este mar

azularía tus ojos

lamería tus pies

me enredaría en tus muslos

abriría para ti

todas las ostras…

Pero no soy este mar

ni su oleaje

Breve pisada

en mar de leva

sin sal

sin arrecifes

 ¡Ay, amor!

si yo fuera este mar

si yo fuera…

3

El frío ha alejado

la humedad de la lluvia

Este frío

este frío

este frío

repica como tus dardos lanzados sobre mi corazón de niña

 ¿A dónde ir ahora

con esta desazón mayor edad con esta carga nublada de repitencia y anhelo

de pieles cruzadas

en todos los desvelos?

Oh, señor,

Canela y clavo

sobre mis labios

4

Se levanta la noche

entre aromas de azahar

con su cuartito de luna

Somos estrellas fugaces

en la memoria del tiempo

Un condicional por lluvia

trino de madrugada en el río crecido

El naufragio

del nido

en tus cabellos

5

Toma mi ser

y haz su retrato

dibuja el negativo de la historia que no fui

los trazos de soledad

que sean el cabello

La mirada

perdida a los lejos

y en sus pupilas reflejar

la nada

El corazón

por fuera de la ropa

abierto y vivo

No importa

si no pintas su latido

Ah!

pero la palabra

que no falte

debe sonar exacta

Es la conexión con este mundo

que de vez en vez

(cada vez más)

va dejando de ser mío

6

Ella lo vio por primera vez alborotando cuerdas.

Ambos se miraron como se miran las almas que se reconocen en medio del Universo. Los colores de sus iris se hicieron noche en las pupilas de él para soñarla, y verde en las pupilas de ella para teñir la esperanza.

Se encontraron otras veces en tiempos desiguales, pero jamás se atrevieron a mirarse de nuevo... El único mapa común fue el de las soledades cotidianas que se lanzan al mar dentro de una botella.

Él llamó aquello causalidad...Ella bordó una estrella en el abismo del silencio y siguió caminando en círculos.

Cada mil vueltas, él la ve pasar y sabe que la ama...

7

Lugares comunes

 

La casa

es un camino

largo

que se detiene

en la puerta de un horno

grande

y se consume

en llamas de un fuego

lento

y aprisiona

a fuerza de golpes

Lugares comunes

La casa

es un camino

largo

que se detiene

en la puerta de un horno

grande

y se consume

en llamas de un fuego

lento

y aprisiona

a fuerza de golpes

Lugares comunes

La casa

es un camino

largo

que se detiene

en la puerta de un horno

grande

y se consume

en llamas de un fuego

lento

y aprisiona

a fuerza de golpes

hondos

 

 pestiza.jpg

YURIMIA BOSCÁN. Caracas 1963. Poeta. Lic. en Letras con una maestría en Tecnología Educativa. Profesora universitaria (jubilada) en el área de Literatura... Entiende a la poesía como esencia que contiene al ser. Cantora y soñadora, fiel creyente en los mundos posibles para el encuentro, el amor y la justicia. Su trajinar por la palabra ha sido reconocido con algunos premios, como el Premio Municipal de Literatura Cecilio Acosta, y el Premio de Poesía Ana Enriqueta Terán, entre otros. Para alimentar su cuerpo y su espíritu, asesora a quienes buscan la palabra como camino de vida, corrige textos, escribe prólogos, da talleres, hace guiones y canta boleros...