• 13 de Mayo del 2021

Reciudadanizar al INE

La exigencia de Félix Salgado Macedonio y sus huestes de renovar al Instituto Nacional Electoral (INE) sólo es una cuestión cosmética

 

Para Salgado Macedonio sus argumentos no son densos, se quedan en lo liviano; en el grito fácil y la amenaza de linchamiento. Lo que se lleva en el camino es que dentro del partido en el poder se divide entre los que piden sepultar al instituto o reciudadanizarlo.
La molestia no es con la institución ni con los métodos de fiscalización de los recursos de los contendientes sino con el actuar de los consejeros que encabezados por Lorenzo Córdova aplicaron la sanción de retirarle la candidatura a Salgado Macedonio.
Lo que distorsionaron las huestes macedonias es que el INE no es un jugador que busca participar en las elecciones del próximo 6 de junio, sino que se debe mantener en el lugar del árbitro que vigila que se cumplan las reglas. Pero politizaron y radicalizaron las posturas para polarizar y extender el pleito más allá del 6 de junio.
Lo complicado es que desde su plantón afuera del INE, Félix Salgado construyó una narrativa ficticia de que el INE no es un árbitro, sino parte de un bando dentro del juego democrático. Desde ese momento, se comenzó a conformar la idea de que el tiempo de Córdova Vianello ya está contado. Sin embargo, con sus sus declaraciones amenazantes y de apología del delito ameritan hasta un año de prisión, de acuerdo con el Código Penal de la Ciudad de México.
Además, generó una percepción de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) haya ordenado reponer las candidaturas de los morenistas Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón; sin embargo, lo que sí ordenó el tribunal al INE fue revisar la gravedad de las faltas para imponer la sanción correspondiente, que debía ir desde la amonestación como la falta más leve, hasta la cancelación del registro como la más grave.
Lo que viene es que después del 6 de junio se vuelva a tomar el tema de reciudadanizar al INE. Sin embargo, por culpa de Félix Salgado Macedonio, la militancia se puso en rebeldía contra el dirigente nacional del partido Mario Delgado, ya que la designación de los cuatro nuevos miembros del Consejo General, se llevó a cabo mientras Delgado era el coordinador parlamentario. Y por ello llegaron Norma Irene de la Cruz Magaña, Carla Astrid Humphrey Jordán, José Martín Fernando Faz Mora y Uuc-Kib Espadas Ancona, quienes iniciaron su encargo en el órgano electoral el 27 de julio y concluirán el 26 de julio de 2029.
La estocada final a la candidatura de Félix Salgado aún no llega. Él no se iba a quedar con el puyazo y por ello agitó a sus huestes contra con consejeros electorales, lo que no calculó es que comprometió a Mario Delgado y lo arrastró a su nivel de radicalismo. Macedonio ya afectó a su propio partido. Se convirtió en un enemigo del árbitro electoral con un discurso pendenciero.