• 17 de Agosto del 2022

En el día Mundial del Reciclaje, ¿cómo vamos?

Soy una persona convencida de que un principio básico que los seres humanos debimos de aprender de la naturaleza, es la capacidad de reciclar de sus ecosistemas, se dice que el 100 por ciento de lo que produce la naturaleza se recicla.

 

Los seres humanos no empezamos mal, en un principio del proceso de industrialización y modernidad de este, nuestro mundo, muchos de los productos que se consumían provenían en empaques reciclables, lo que minimizaba la tasa de desechos; sin embargo, el proceso del plástico llegó a todos los aspectos de nuestras vidas y eso, junto a la idea adosada de la comodidad humana han hecho que el “consume y tira” sea mejor que, lo que vivimos a principios del siglo pasado, el consume y reutiliza.

Creo que, si lográramos imitar a la naturaleza y pudiéramos reciclar cuando menos, ya no el 100, un 50% de lo que desechamos como basura, este sería un mundo que pudiéramos llamar “amigable con el medio ambiente”. El 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje, con el objetivo de concientizar a la sociedad acerca de la importancia que tiene tratar los desechos de manera correcta, con lo que se minimiza el impacto de la actividad humana en el cambio climático. Para que todos estemos en el mismo entendido, al hablar de reciclaje se debe entender que, el reciclaje es una práctica que consiste en someter a un proceso de transformación un desecho o cosa inservible para así, aprovecharlo como un recurso que permita ser introducido, nuevamente, al ciclo de vida sin tener que recurrir al uso de nuevos recursos naturales; el reciclaje en términos ambientales, es la forma óptima a través de la cual, se debería de acabar con la mayoría de los desechos humanos.

De acuerdo a estimaciones de la organización británica Verisk Maplecroft, a nivel mundial se producen más de 2 mil 100 millones de toneladas de desechos cada año de las cuales solo, aproximadamente, 16 por ciento (323 millones) se recicla. Estados Unidos en relación al tamaño de su población, es el país que más desechos genera ya que 12 por ciento de la basura del mundo, se produce en este país a pesar de que solo tiene a cuatro por ciento de la población mundial. En comparación de China o la India, que juntos constituyen cerca de un tercio de la población mundial generan 27 por ciento de los residuos a nivel global, un habitante de Estados Unidos produce tres veces más basura que un ciudadano de cualquiera de estos países. Desafortunadamente, nuestro vecino del norte no es el mejor ejemplo en términos de reciclaje ya que, solo una tercera parte de sus desechos pasa por el proceso, lo que lo deja muy lejos de países como Alemania, que recicla 68 por ciento de sus residuos o como Inglaterra que está cerca de 50 por ciento de su basura reciclada.

En México se sabe, de acuerdo con estudios de la UNAM, que se generan 42 millones de toneladas de basura al año de los cuales reciclamos el 14 por ciento, es decir estamos muy por debajo aún de países como Estados Unidos y por debajo de la media en el mundo, sin embargo estamos haciendo bien las cosas con los envases plásticos, el llamado PET, donde tenemos una tasa de reciclaje de 60 por ciento, misma que ha tenido beneficios sociales al hacer de esta actividad, una industria que contribuye con empleo en nuestro país.

Sin duda, el tema del reciclaje es uno que tiene mucho camino por recorrer para beneficio de todos los que habitamos este planeta, hay mucho por hacer y quizá, debemos empezar por enseñar a nuestra sociedad que, los grandes cambios en materia ambiental vienen de la mano de las pequeñas acciones donde, la unidad básica de la sociedad, la familia, tiene un rol fundamental ya que, si en cada casa se popularizara la llamada Regla de las tres R; reduce, reutiliza y recicla; lograríamos un modelo de consumo sostenible. En nosotros está el cambio global, ¡hagámoslo!