• 13 de Junio del 2021

Emma Coronel se declarará culpable: NYT

El jueves, la esposa de "El Chapo" Guzmán comparecerá ante el Tribunal Federal de Distrito en Washington

 

Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", se declarará culpable esta semana de los cargos de ayudar a administrar el imperio multimillonario de trasiego de drogas luego de uno de los arrestos del narcotraficante confeso y cautivo en una prisión estadounidense, dio a conocer The New York Times.
Coronel, de 31 años, comparecerá ante el juez el jueves de junio por la mañana en el Tribunal Federal de Distrito en Washington para declararse culpable de ayudar a su esposo a administrar su imperio multimillonario y de estar involucrada en su último escape de prisión en México antes de ser extraditado.
Coronel, esposa de Joaquín Guzmán Loera estuvo presente durante su juicio en 2019 en Nueva York y meses después fue detenida en un aeropuerto estadounidense en Dallas al acusarla de ser cómplice de su esposo, uno de los principales líderes del Cártel de Sinaloa.
La esposa de "El Chapo" Guzmán fue detenida en febrero en el Aeropuerto Internacional Dulles, cerca de Washington, luego de una investigación de casi dos años que la involucran en las actividades ilíctas de su esposo.
Guzmán Loera fue condenado en 2019 en un juicio federal en Brooklyn y ahora cumple cadena perpetua en la llamado prisión Supermax en Colorado, la más segura de Estados Unidos.
“Coronel, su tercera o posiblemente cuarta esposa permaneció libre incluso después de que un jurado lo declaró culpable, viajando entre Estados Unidos y México hasta su propio arresto", expresó el medio estadounidense.
Recordó que cuando fue puesta bajo custodia por el FBI hubo una intensa especulación sobre si Aispuro,quien cuenta con la doble ciudadanía, buscaría ofrecer al gobierno información sobre los aliados, parientes y socios comerciales de su esposo a cambio de una sentencia más leve.
Los fiscales dicen que usando sus privilegios de visita, actuó como emisaria entre su esposo y un equipo de conspiradores, incluido su propio hermano, que planeó la fuga construyendo un túnel hacia la celda de Guzmán Loera en El Altiplano.