• 05 de Julio del 2022

Catean y decomisan armas en comandancia de Piaxtla

Agentes de la FGE arriban al municipio ubicado en la mixteca poblana para investigar el presunto homicidio de Ángel Tigre

 

Como parte de la investigación derivada de una denuncia por de la muerte de una persona a manos de policías de Piaxtla, agentes de la Fiscalía General del Estado de Puebla decomisaron armamento y dos patrullas de la comandancia del municipio.

Los agentes de la Fiscalía Especializada en Investigaciones arribaron a Piaxtla con una orden expedida por un juez y tomaron todas las armas de fuego que había en la comandancia municipal, informó el periodista Ambrosio Escamilla.

La madrugada del sábado 11 de junio, Ángel Tigre fue arrestado, señalado por su esposa por ebriedad y violencia. Cumplió su arrestó y fue liberado la tarde del 12 de junio, pero en muy malas condiciones.

Así se puede apreciar en un video que colgaron en la cuenta de Facebook Mi Piaxtla La Bella, en donde va casi en vilo, sostenido por otras personas, mientras el presidente municipal, Miguel Maceda, apura a una camioneta, para que lo traslade.

La familia del hombre que falleció la madrugada del martes 14 de junio, en el Hospital General de Acatlán de Osorio, Puebla, ha señalado como causa del fallecimiento los golpes que le propinaron los policías.

En un comunicado del 16 de junio, el Ayuntamiento de Piaxtla rechazó las acusaciones y aseguró que Tigre Aquino tenía diagnóstico de cirrosis hepática y que “el lunes entró a cirugía por perforación de colon y falleció en la operación la madrugada del martes”.

Sin embargo, en el oficio 936/2022/Acatlán con fecha del 14 de junio de este año, la agente del Ministerio Público Investigador de Acatlán de Osorio da cuenta que la causa de la muerte de Tigre Aquino fue “hemorragia subaracnoidea con edema encéfalo secundario a traumatismo craneoencefálico, producido por contusión”.

Ayer, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública en el Congreso del Estado, Roberto Solís Valles, advirtió que los presidentes municipales siguen nombrando a sus policías por medio de cuotas para sus “compadres” sin corroborar que cumplan con el perfil para desempeñar el cargo.

En Piaxtla, refirió Escamilla, donde había 18 elementos de la Policía Municipal, nueve por turno y solo cuatro están acusados de haber golpeado y privado de la vida a Tigre.

Roberto Solís aclaró que en el tema de Piaxtla no se está diciendo que sean responsables del hecho, y si hay una denuncia tendrá que investigarse, pero esa es todavía la forma común de los ediles en que se recluta al policía.