• 25 de Julio del 2021

Red de espionaje Pegasus alcanzó a AMLO

Una lista de 50 mil móviles fueron infiltrados con el softwarey habría alcanzado a periodistas y defensores de derechos humanos

Al menos 50 personas cercanas al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aparecieron en una lista como potenciales objetivos de espionaje con el software Pegasus antes de las elecciones de 2018.
De igual forma, periodistas y políticos, fueron objetivos potenciales de vigilancia por parte de un cliente gubernamental de la empresa de espionaje israelí NSO Group, informó el diario británico The Guardian este lunes.
La familia de López Obrador, sus asistentes, colaboradores y hasta su cardiólogo están en el registro de algunos clientes de la empresa israelí NSO Group, encargada de vender la licencia de Pegasus a gobiernos de todo el mundo. Sin embargo, el reportaje no pudo confirmar que sus números telefónicos hayan sido intervenidos con éxito.
“López Obrador rara vez usaba su propio teléfono, confiando en cambio en los de su asistente y jefe de comunicaciones, los cuales fueron seleccionados. También fueron seleccionados su jefe de gabinete, Alfonso Romo; su asesor legal, Julio Scherer Ibarra, y su coordinador de comunicaciones, Jesús Ramírez Cuevas”, detalla.
Incluso, agrega, se seleccionó al gerente del equipo de béisbol amateur en el que juega el actual presidente, al igual que su cardiólogo, Patricio Heriberto Ortíz Fernández.
Recuerda que en 2013, el mandatario se sometió a una cirugía luego de un ataque cardíaco a la edad de 60 años, después de lo cual su salud se convirtió en tema de especulación en la prensa que arrojó dudas sobre su capacidad para gobernar.
El diario señala que mientras López Obrador recorría el país haciendo campaña presidencial, los clientes mexicanos de NSO seleccionaron a casi todos en su círculo íntimo como personas de interés, incluida su esposa, tres hijos, tres hermanos y dos ex-choferes, según el análisis de los datos filtrados.
“Los clientes mexicanos de NSO también seleccionaron decenas de figuras nacionales y locales de Morena, incluida Claudia Sheinbaum, quien más tarde se convirtió en la Alcaldesa de la Ciudad de México. No está claro cuántos teléfonos fueron realmente atacados o infectados con éxito, pero las conversaciones privadas, incluida una entre el hijo de López Obrador y un alto funcionario del partido, se filtraron con frecuencia a los medios de comunicación”, detalla la publicación-
The Guardian señala que también fueron seleccionados el antecesor de Peña Nieto, Felipe Calderón, así como su esposa, Margarita Zavala.
El diario británico The Guardian indicó que México fue uno de los primeros países en adquirir Pegasus a NSO, con lo que se convirtió en una “especie de laboratorio” para el espionaje de activistas, periodistas y defensores de derechos humanos.

Pegasus Project
Diversos medios de información difundieron una investigación, denominada Pegasus Project, obtenida por Forbidden Stories y Amnistía Internacional (AI), donde revelaron que al menos 37 contactos, de una lista de 50 mil teléfonos móviles, fueron infiltrados con el programa de software, y este habría alcanzado a periodistas, defensores de derechos humanos y políticos de países como México, India, Hungría y Marruecos.
Mil contactos habrían sido identificados, entre ellos, 65 altos cargos de empresas, 85 activistas de derechos humanos, 189 periodistas y más de 600 políticos, incluidos jefes de Estado y de Gobierno.
The Guardian aclara que el hecho de que los números de teléfono estén incluidos en la lista no significa que hay sido hackeados, pero sí muestra que los dueños eran personas de interés para quienes adquirieron a tecnología de espionaje.
En este proyecto trabajaron más de 80 periodistas de 17 medios de comunicación en 10 países, colaboraron en la investigación, coordinada por Forbidden Stories, que es una organización periodística sin fines de lucro con sede en París, Francia.
La primera etapa del proceso de espionaje se redujo a que gobiernos (clientes) otorgaron los números telefónicos deseados, para, posteriormente lanzar un ataque con el spyware Pegasus, es importante explicar que es una herramienta que toma el control de un celular de manera remota y casi indetectable, la compañía NSO Group vende este tipo de herramientas a empresas de seguridad para investigar y combatir al crimen organizado.
Desde que se conociera su presencia en dispositivos Android y de Apple en 2016, el software Pegasus abarcó y se incrustó en los dos sistemas operativos por igual.
Se ha relacionado a Pegasus con el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi, el fallo de seguridad de WhatsApp en 2019 así como el uso por parte del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en España, para espiar a políticos catalanes previo a las elecciones de ese país.
La posición de NSO ha sido siempre la misma: el software tiene fines de uso para seguridad nacional e investigaciones penales; sin embargo, algunos de los datos encontrados en algunas investigaciones a nivel internacional se relacionan con delincuentes internacionales.