• 13 de Junio del 2021

Sacan a jóvenes de su casa; los hallan sin vida

Los tres hermanos fueron secuestrados en Jalisco; fiscalía investiga si los confundieron

 

Los hermanos Ana Karen, Luis Ángel y José Alberto González Moreno fueron privados de su libertad en su propia casa, el 7 de mayo pasado, y sus cuerpos localizados en la carretera a Colotlán, Jalisco; el crimen, según la Fiscalía General del estado de Jalisco (FGE), pudo derivar de que los confundieron con agentes federales.
Los tres hermanos González Moreno que presuntamente fueron "levantados" por el crimen organizado la noche del viernes pasado en su domicilio ubicado en el municipio de San Cristóbal de la Barranca.
El hecho puede estar relacionado con un ataque contra elementos ocurrido el viernes pasado en Tlaquepaque.
El vocero de la Federación de Estudiantes Universitarios, Javier Armenta, confirmó la muerte de los hermanos Luis Ángel González, de 32 años, Ana Karen, de 24, y José Alberto González Moreno, este último estudiante de la Universidad de Guadalajara.
“El Estado ha vuelto a fallar. Hoy la comunidad estudiantil estamos de luto. Nos acaban de confirmar que los hermanos José Alberto, Luis Ángel y Ana Karen Moreno fueron encontrados sin vida. Toda nuestra solidaridad para la familia en estos momentos de dolor”, expresó el líder estudiantil a través de su cuenta de Twitter.
Los hermanos se encontraban en la planta alta de su casa la noche del viernes, cuando presuntamente al menos ocho sujetos uniformados que portaban insignias del Cártel Nueva Generación los golpearon y los subieron a una camioneta roja, después se perdió el contacto con ellos.
Junto a sus cuerpos envueltos en cobijas había una lona con amenazas contra las autoridades estatales por enviar agentes vestidos de civil a hacer investigaciones.
“En Tlaquepaque, ese mismo día, a eso de las 11:15 de la noche se da un evento en el que servidores públicos federales que reunían la calidad de escolta, fueron agredidos, fueron baleados por un grupo indeterminado de sujetos sobreviviendo al ataque gracias a que el vehículo era blindado.
"Hay algunas coincidencias entre estos dos lamentables hechos que estamos tomando en consideración dado que hay media hora de diferencia entre uno y otro y en el caso de los escoltas la persona a la que prestaban el servicio de custodia tiene el domicilio a unos metros, de manera muy cercana, al domicilio de los jóvenes”, precisó el fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez.
Aunque expuso que las coincidencias en horarios y domicilios ha provocado que ambos casos se analicen de manera conjunta, no descartó que pudiera tratarse de un ataque directo contra los hermanos.
El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, se comprometió a trabajar sin descanso hasta encontrara a los culpables.
A través de su cuenta de Twitter, el mandatario indicó que junto a los cuerpos de los jóvenes se encontró una lona con una amenaza directa al gobierno.
“Es evidente que estos ataque quieren someter al Gobierno. No lo van a lograr”, publicó.
Asimismo, pidió entender que el verdadero enemigo es el crimen organizado, por lo que pidió estar unidos, sin mezquindades y sin politiquerías.