• 04 de Diciembre del 2020

Garantizan nacionalidad a los hijos de mexicanos

Cualquier persona nacida en México o de padres mexicanos tiene el derecho a la identidad garantizada por el Estado

 

La Cámara de Senadores aprobó una reforma al artículo 30 de la Constitución Política, para garantizar la nacionalidad mexicana a las hijas e hijos de madres y padres mexicanos nacidos en el extranjero.
Con ello, cualquier persona nacida en México o cuyos padres sean mexicanos tendrá a partir de ahora el derecho humano de la identidad y la nacionalidad mexicana, lo cual les dará respaldo ante la ley y el Estado Mexicano,
aseguró el senador Cristóbal Arias Solís.
El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales afirmó que con este proyecto se amplías los derechos de quienes, nacidos en otros países, se reconocen como mexicanos por sus raíces, idioma y cultura.
La senadora petista, Geovanna Bañuelos de la Torre, advirtió que la distinción que actualmente dispone el marco jurídico entre mexicanos nacidos en territorio nacional y los que nacen en otras naciones, afecta los derechos civiles, políticos, electorales, sociales y económicos de millones de connacionales.
En tanto que Martí Batres Guadarrama, senador de Morena, dijo que la reforma otorgará certidumbre jurídica a quienes viven en Estados Unido, siguen formando parte de nuestra nación y que frente a política migratorias agresivas de las potencias del norte no queden desamparados desde el punto de vista del derecho a la nacionalidad y a la identidad.
Por el PRI, Beatriz Paredes Rangel indicó que se trata de una reforma de vanguardia que plantea que son las raíces culturales lo que identifica a la nacionalidad.
El dictamen que reforma la fracción 11 del inciso A), del artículo 30 de la Constitución Política, establece que “son mexicanos por nacimiento: Los que nazcan en el extranjero, hijos de padres mexicanos, de madre mexicana o de padre mexicano.
En el dictamen, que se aprobó con 92 votos, se destaca que en 2017 aproximadamente 12 millones de mexicanos residían en el extranjero, 97 por ciento se encontraba en Estados Unidos y aproximadamente la mitad de ellos residía en ese país con una condición migratoria irregular.