• 05 de Julio del 2022

Matan a dos sacerdotes jesuitas en Chihuahua

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ya se está atendiendo el caso del lamentablemente asesinato de tres personas

 

Dos sacerdotes jesuitas fueron asesinados la tarde del lunes en una iglesia del poblado de Cerocahui, en el municipio de Urique, Chihuahua.

Los primeros informes señalan que Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, presuntamente, habrían defendido a un hombre que acababa de ingresar a la iglesia en busca de refugio.

Sujetos armados dispararon contra los sacerdotes y el hombre, a quien perseguían, sin que hasta el momento se conozcan las causas. Los tres murieron dentro de la iglesia.

Luego de los hechos de violencia, la Compañía de Jesús exigió justicia y la recuperación de los cuerpos de los sacerdotes, ya que los responsables se los llevaron.

“Demandamos que de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de nuestros hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui”, agregó en un comunicado.

 

La Compañía de Jesús denunció que los ataques contra sus miembros no son aislados, pues la sierra tarahumara y otras regiones del país enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ya se está atendiendo el caso y explicó que ya se tiene información sobre los dos jesuitas asesinados, mismos que fueron identificados como Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar.

La gobernadora de Chihuahua, Maru Campos indicó que se siguieron los protocolos de seguridad para garantizar la protección de los religiosos que se encontraban en la zona.

“Tenemos información, ayer por la tarde-noche de unos asesinatos, al parecer de dos sacerdotes jesuitas. La información que tenemos hasta ahora, a las 05:00 h, es de que entraron a la iglesia de Urique, persiguiendo a una persona, lo asesinaron, salieron los sacerdotes y al parecer también ellos fueron asesinados, estamos atendiendo este asunto”, apuntó.

Detalló que Urique está en la sierra de Chihuahua, la cual calificó como una zona de bastante presencia de la delincuencia organizada.

Senadores lamentan el asesinato de los sacerdotes

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal, lamentó que “la vorágine de violencia en el país”, no haya sido detenida y que continúe, después de varias décadas, avanzando el crimen organizado en territorios completos de nuestro país.

Ante ello, dijo que en el Congreso es momento de reflexionar y de revisar, el plan de seguridad. “Lo digo con todo respeto y con toda seriedad. Y, creo que es el momento de abordarlo sin tabúes, sin ideologías, sin intereses partidistas y sin actitudes egoístas. Es momento de reflexión para el país.” Y aprovechó para enviar sus condolencias por la pérdida de vidas de los sacerdotes y todas las víctimas en el país.

En tanto, la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, señaló que, “las autoridades de Chihuahua y federales deben evitar que este caso quede en la impunidad y que se garantice la aplicación de la justicia”, y expresó su solidaridad con toda la comunidad jesuita.