• 13 de Junio del 2021

Reina Isabel II se reunirá con Biden el 13 de junio

Esta será la primera visita del mandatario a Reino Unido desde que asumió la presidencia de Estados Unidos

 

El palacio de Buckingham informó que la reina Isabel II recibirá al presidente de Estados Unidos, Joe Biden y a la primera dama Jill Biden, el próximo 13 de junio en el castillo de Windsor, ubicado a las afueras de Londres.
De acuerdo con un comunicado de la casa real, la reunión entre la jefa del estado británico, de 95 años, y el presidente de Estados Unidos, de 78, tendrá lugar el último día de la cumbre del Grupo de los Siete (G7, países más ricos del mundo) que se celebrará del 11 al 13 de junio en Cornualles, suroeste de Inglaterra.
Isabel II, recibió su segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19 a finales de marzo y ha mantenido desde entonces la mayor parte de sus encuentros de forma virtual, incluidas las audiencias con embajadores extranjeros.
Este será su compromiso oficial más destacado desde que presidió la apertura de la sesión parlamentaria en Londres el 11 de mayo, en la que fue su primera aparición pública desde el funeral de su marido, el príncipe Felipe.
También será la primera visita que hace Biden al Reino Unido desde que asumió la presidencia de Estados Unidos en enero de este año.
Durante sus 69 años de reinado, la reina británica se ha reunido con todos los presidentes estadounidenses salvo con Lyndon B. Johnson (1963-1969).
Donald Trump realizó una polémica visita de Estado al Reino Unido en junio de 2019 y fue recibido por Isabel II en el Palacio de Buckingham.
El encuentro tendrá lugar en el Castillo de Windsor, cuando la monarca inglesa reciba a al presidente y a la primera dama Jill Biden en el último día de la cumbre del G7 a celebrarse en Cornwall entre el 11 y 13 de junio.
El Grupo de los Siete, compuesto por las siete naciones más industrializadas, se reunirá cara a cara por primera vez en más de dos años. Está integrado por Japón, Alemania, Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Italia y Canadá.
Gran Bretaña ansía demostrar que el G7 sigue siendo influyente en un mundo de rápida evolución y desea aprovechar que tiene la presidencia rotativa del grupo para afianzar el protagonismo británico en el escenario internacional.