• 30 de Enero del 2023

Accidente de avión en Nepal deja al menos 68 muertos

La aeronave volaba entre Katmandú y Pokhara y se estrelló cuando aterrizaba; entre las víctimas hay un ciudadano argentino y dos bebés

 

Al menos 68 personas murieron este domingo en Nepal, cuando un vuelo de la compañía Yeti Airlines se estrelló cerca del aeropuerto internacional de Pokhara, cuando realizaba la aproximación final para el aterrizaje, informaron las autoridades de aviación de ese pequeño país del Himalaya. Se trata del peor accidente de este tipo en la zona en cerca de cinco años.

Cientos de rescatistas recorrían la ladera donde cayó la aeronave, que había despegado en la capital, Katmandú. Incluso hubo llamados a personas comunes y corrientes a colaborar en las operaciones. "Las condiciones meteorológicas son buenas, las operaciones de búsqueda siguen adelante", dijo Jagannath Niroula, portavoz de la autoridad de aviación civil nepalesa.

Imágenes exhibidas en la televisión local muestran una gruesa nube de humo negro saliendo de la zona del accidente, mientras rescatistas intentaban controlar las llamas y curiosos se agolpaban alrededor de los restos de la aeronave. Hasta el momento se han recuperado los cuerpos de 68 personas, informó la Policía; 31 de ellos se hallan en hospitales y otros 37 están aún en la zona de la tragedia. La búsqueda de los cuatro cuerpos restantes continuará el lunes.

Un argentino viajaba a bordo

Según datos entregados por la aerolínea, había 68 pasajeros y cuatro tripulantes a bordo del bimotor ATR 72, que tenía 15 años de antigüedad. Entre los pasajeros se encontraban dos bebés, así como ciudadanos de distintos países: cinco indios, cuatro rusos, un irlandés, dos surcoreanos, un australiano, un francés y un argentino.

El primer ministro nepalés, Pushpa Kamal Dahal, convocó a una reunión de emergencia de su gabinete para abordar la tragedia, informó el Gobierno. El accidente es el más mortal desde marzo de 2018, cuando un vuelo de US-Bangla desde Daca, en Bangladesh, se estrelló durante el aterrizaje en Katmandú, matando a 51 de las 71 personas que iban a bordo.

“El aparato se estrelló en un barranco, así que es difícil sacar los cuerpos. La operación de búsqueda y rescate continúa. De momento no se han encontrado supervivientes”, dijo a AFP un portavoz del ejército, Krishna Prasad Bhandari.

El fuselaje incendiado del aparato se encontraba en un profundo barranco entre el antiguo aeropuerto de Pokhara, creado en 1958, y el nuevo terminal internacional de esta ciudad, inaugurado el pasado 1 de enero.

Tras el accidente, los rescatistas trataron de sofocar el fuego entre los restos del aparato, un ATR 72 propulsado por dos motores turbohélice, constataron periodistas de AFP.

En un video compartido en redes sociales podía verse a decenas de personas alrededor de un inmenso fuego, que despedía una espesa humareda negra al fondo de un barranco. Algunos intentaban sofocar las llamas lanzando agua.