• 03 de Marzo del 2024
TGP

Micro lapidario de Carvalho

 

 

Carmen Concha-Nolte*

 

La Revista Cronopio celebró su edición número 100 con una reunión fetén de palabras supremas por quintuplicar este número. En esta publicación de aniversario apareció el novelista Homero Carvalho (Bolivia, 1957) con una serie de micros, entre ellos se destaca “Convocatoria”, texto de largo aliento y gran acogida de parte de los lectores. Me permitiré comentar su magistral estructura.

CONVOCATORIA

En el velorio de la infame no volaba una mosca, volaban millones atraídas por el olor de la basura.

El micro Convocatoria es conciso. Con este adjetivo acuño economía, exactitud y eficacia del texto; además, incluyo brevedad y precisión. Aprovecho para erradicar la palabra brevedad cuando tenemos una que la incluye.

El título alude a un llamado/anuncio no previsto con el interés de congregar a los interesados para obtener un beneficio.

En el primer enunciado, el sujeto «una mosca», (algo) retardado, es un artificio que marca ritmo. Este ardid se denomina sujeto posverbal: En el velorio […] no volaba una mosca. La preposición “en” posiciona un recinto de romería: velorio. El personaje La infame caracterizada como despojo representa el quid de lo narrado; en su nombramiento se ha recurrido al “nombre apelativo adjetivo”, que produce «basura», «olor» fétido y es la «atracción» de las moscas. Y el marcador de ausencia «no» niega la secuencia enunciativa: no volaba una mosca.

En el segundo enunciado se elide (suprime) la conjunción adversativa “sino” para enfatizar el «vuelo» negado previamente; es decir, se duplica el verbo en su forma plural «volaban» más el cuantificador «millones». Ese sobrevolar de las moscas impregna el entorno cuando se apresuran «atraídas» por lo que exhala la difunta «infame». La preposición “por” equivale a favor, en defensa de una causa.

A modo de resumen tenemos: En el plano sintáctico, aparece el sujeto posverbal. En el plano semántico, se anticipa la descomposición de la infame, algo que debe ocurrir tras la lápida, mármol o tierra, no en un velorio. En el plano literario, se intensifica a las moscas mediante la hipérbole millones.

Los dejo para que lean y criben este micro, y los acompañe todo el siglo.

*Carmen Concha-Nolte (Perú). Lingüista con maestría en Literatura. Publica reseñas/crítica. Aparece en 23 antologías. Lectora. Aprendiz en centros y periferias. Ganó el premio Péndola Dorada 2022.