• 26 de Enero del 2021

Un poema de Luis Martín Quiñones

Invierno, ilustración / StockSnap/Pixabay

 

Dejamos nuestras sombras que ahora ausentes/ Caminando en silencio en los recuerdos/ De ese tiempo de alegrías inocentes

 

 

Soneto de invierno

 

Me bastó tu alegría y tu sonrisa

Idilio de unos sueños compartidos

Caminando los senderos del destino

Nos alcanzó la dicha con su brisa

 

De la glacial y tímida aventura

Escuchamos el rebato del invierno

Que en pausados momentos de locura

Intimidó nuestros pasos con su viento

 

Dejamos nuestras sombras que ahora ausentes

Caminando en silencio en los recuerdos

De ese tiempo de alegrías inocentes

 

Compartimos el epígrafe de un sueño

Vislumbrando en tu sonrisa la simiente

De aquél glacial e imperturbable invierno