• 21 de Enero del 2021

Todos contra Trump, demócratas y progres advierten que van tras él (Artículo de opinión)

Donald Trump / Especial/Facebook/Donald Trump

 

Pretenden quitarle el poder a un mandatario legalmente constituido, armados únicamente con triquiñuelas

 

 Juan Rodrigo Castel

 

Los demócratas pretenden convertir a Donald Trump en el enemigo público número uno de Estados Unidos, y del mundo, y arrebatarle la presidencia, antes de que termine su mandato.

Con el argumento de que el 6 de enero Donald Trump llamó a la insurrección e intentó dar un golpe de Estado, los demócratas están intentando dar un golpe de Estado legal. Sólo que como ellos están atrincherados en las instituciones, parece justificado.

Los demócratas pretenden quitarle el poder a un mandatario legalmente constituido, armados únicamente con triquiñuelas legaloides y argumentos fascistoides, sólo porque representa los valores tradicionales y lo que ellos llaman el heteropatriarcado.

La realidad fue que el 6 de enero un grupo de personas entraron de forma violenta en el Capitolio y fueron contenidos a balazos.

Los simpatizantes de Donald Trump irrumpieron en el recinto legislativo para impedir que se validara el triunfo del demócrata Joe Biden,

Durante la revuelta un guardia de seguridad mató a sangre fría a una mujer y ningún grupo feminista, aliado de los demócratas, salió a decir que el hombre la asesinó porque era mujer ni tampoco denunciaron el asesinato como un crimen de odio.

De la mano con los medios de comunicación afines, no sólo de Estados Unidos, sino de otras partes del mundo, los demócratas y sus simpatizantes de izquierda y progres, intentan arrinconar a Donald Trump y echarlo de una buena vez por todas y para siempre del panorama político.  No lo quieren ver en 2024 compitiendo por la presidencia, y tal vez arrebatándosela y haciéndoles pagar lo que él considera sus abusos y sus trampas.

El Partido Demócrata ya inició un proceso para deslegitimar a Donald Trump, un presidente elegido de forma democrática, y al cual ellos pretenden destituir, tal como se hace en las revueltas, sólo que ellos utilizan métodos institucionales, pero igual de desestabilizadores y violentos.

Los demócratas acusan a Donald Trump de haber intentado dar un golpe de Estado y de haber llamado a sus seguidores a la insurrección, y ellos hacen exactamente lo mismo, utilizar los poderes constituidos para remover a un presidente al que le quedan sólo 10 días en el cargo.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, es la principal promotora de fincarle un juicio político a Donald Trump, pero seguro fracasará, y su intento de derrocar a Donald Trump, cuando ya va de salida, será recordada sólo una escena farandulesca de la vida política de los norteamericanos.