• 15 de Julio del 2024
TGP

Ir por todo, el llamado de Claudia y Alejandro

Octavio Nava

El llamado tuvo valor de instrucción. Se construye desde la lógica aritmética y con base en los informes que han venido recibiendo sobre las proyecciones de Puebla, en los campamentos de la presidenciable Claudia Sheinbaum Pardo y del candidato a la gubernatura, Alejandro Armenta: “el triunfo completo es viable”.

 

En el antiguo régimen le llamaban “carro completo”. En Puebla, representa el triunfo en las diputaciones federales y locales, los dos escaños en primera fórmula al Senado de la República, las principales alcaldías, de los 217 municipios, la gubernatura y la victoria estatal en la elección presidencial, que acompañe y abone a la inexorable llegada de Sheinbaum a Palacio Nacional.

En una entrevista exclusiva el 16 de enero, la candidata presidencial de Morena dijo a este reportero que ese carro completo era viable.

En ese momento, todavía no arrancaban las campañas federales y estaban lejos las locales, que comenzaron el 31 de marzo.

Las proyecciones para el estado no han cambiado. El triunfo completo, o lo más cercano a ello, está en la posibilidad real, para el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus partidos aliados.

En su cierre estatal, en la Plaza de la Victoria, en la zona histórica de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe de la capital poblana, Sheinbaum pidió a sus seguidores y a los candidatos a todos los cargos de elección popular que la acompañaron, que vayan por esa victoria absoluta.

“Ganemos la Presidencia de la República, la gubernatura de Puebla, el Senado de la República para Puebla, las diputaciones federales, las diputaciones locales y la presidencia municipal de aquí, la presidencia municipal de Puebla…”, fue el llamado que hizo en la tarde del domingo.

Antes, Alejandro Armenta respaldó el mismo exhorto y provocó un masivo grito de “Claudia Presidenta”, además de que destacó que habrá unidad el 2 de junio en Morena en Puebla.

Hasta la victoria siempre”, la frase emblemática que identifica a la izquierda latinoamericana desde hace más de 70 años, fue la que Armenta eligió para cerrar su discurso.

La meta y el reto que representa el carro completo, también estuvo en la alocución del candidato de Morena y los otros cuatro partidos de la megacoalición a la capital, Pepe Chedraui: “en Puebla tendremos carro completo, presidenta”, dijo y dirigió la mirada a Claudia en el templete, para sellar el compromiso de sus palabras.

El ánimo en el campamento de Sheinbaum, nos dice una fuente certera, es vigoroso. Puebla sorprendió con sus más de 60 mil asistentes a la Plaza de la Victoria.

“La doctora -relata la fuente- estuvo especialmente contenta” y recordó, como lo ha hecho en otras de sus más de 15 visitas en lo que va de su camino a Palacio Nacional, desde antes de la contienda interna de Morena, que aquí dio la batalla en 2012 por la postulación de Andrés Manuel López Obrador.

Sheinbaum fue coordinadora en varios distritos y recorrió el estado. Lo conoce personalmente y puede hablar siempre de Puebla en primera persona, desde la experiencia y desde la memoria.

Los reportes han sido claros. La viabilidad del llamado a conseguir el carro completo sigue aritméticamente vigente.

La convocatoria fue, desde el templete de su cierre estatal de campaña, clara de parte de Sheinbaum y de Armenta: unidad y trabajo.

En cada distrito dependerá ahora, en buena medida, de los candidatos a las alcaldías, diputaciones locales y federales y los candidatos al Senado.

La instrucción fue “vayan por todo”.