• 07 de Diciembre del 2022

Ajedrez parlamentario y Reforma Judicial

 

La iniciativa de Reforma Judicial que envió el gobernador Miguel Barbosa Huerta encontrará pasos firmes y finos, como movimiento de ajedrez

 

Álvaro Ramírez Velasco

En su análisis y votación en Comisiones Unidas del Congreso del Estado de Puebla, la iniciativa de Reforma Judicial que envió el gobernador Miguel Barbosa Huerta encontrará pasos firmes y finos, como movimiento de ajedrez, que le marcarán una ruta legislativa llena de legitimidad. Un panista será quien encabece los trabajos y el pronosticado aval, antes de su llegada al pleno.

El tema no es menor, pues que un integrante de la oposición conduzca, en la primera aduana, esta labor sobre la propuesta que plantea 9 modificaciones a la Constitución del estado de Puebla, evidencia el nivel de consensos que lleva consigo la iniciativa barbosista de gran calado, que modificará desde sus cimientos la administración de justicia en Puebla.

El coordinador de los panistas en el Congreso local, Eduardo Alcántara Montiel, es secretario de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, que sesionó en unidad con la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, las que juntas conocieron este miércoles formalmente el documento del titular del Ejecutivo.

Eduardo Alcántara presidió -con su colega de la otra comisión-, la sesión en que se le dio entrada, para comenzar su análisis en las próximas sesiones. Lo hizo el panista, pues hubo ausencia, con falta justificada, de la presidenta de la Comisión de Gobernación, Mónica Silva Ruiz, del Partido del Trabajo (PT).

Alcántara Montiel ha adelantado un apoyo reflexivo a la propuesta, por considerar que hay una coincidencia de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), de que la iniciativa barbosista pone en el centro los intereses de los ciudadanos.

“De nada va a servir cambiar dos o tres magistrados, para que hagan contrapesos, sumar un Tribunal de Justicia Administrativa al Poder Judicial; de nada va a servir crear una Sala Constitucional, si no estamos poniendo en el centro de las decisiones a la gente, porque esta ley va dirigida al ciudadano.

“Creo que todos estamos de acuerdo en que ya es necesaria la Reforma al Poder Judicial. Nada más hay que revisar la letra chiquita para que no tengamos ninguna complicación a futuro”, dijo en entrevista el lunes pasado.

El escenario, por las circunstancias de que la presidenta de la Comisión de Gobernación, Mónica Silva, es esposa del todavía presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), se ha puesto en alfombra roja para que un opositor, en este caso Eduardo Alcántara, del PAN, encabece los trabajos y la votación en Comisiones Unidas.

Este miércoles, Silva Ruiz se ausentó, pero se excusará, por norma interna del Congreso, de participar en la votación de la Reforma Judicial, por presentarse en su caso un conflicto de intereses.

Sin embargo, podrá conservar su voz, pero no voto, en el análisis en comisiones.

La legitimidad de la ruta legislativa de la Reforma Judicial se ha robustecido.