• 07 de Octubre del 2022

Tacha Blinken a seis morenistas

Israel Mendoza Pérez

Más allá de los temas coyunturales de la agenda binacional México-EU, como T-MEC y migración, el canciller Marcelo Ebrard tiene la encomienda de contener, en la reunión con Antony Blinken, secretario de Estado de EU, los golpes estadounidenses, a través de las alertas de viaje, en seis estados morenistas. La preocupación en Palacio Nacional es que aumente la percepción de que los gobiernos morenistas están a un paso de la crisis de seguridad.

Si bien lo que se tiene como uno de los temas pendientes en materia económica es el posicionamiento de México ante el T-MEC; los estados morenistas se convierten en la imagen de México y por añadidura el reflejo de que la política de seguridad se encuentra en una posición debilitada.

La situación crítica en materia de seguridad, principalmente por los delitos de secuestro, en la que se encuentran seis gobernadores de Morena, ya prendió las alertas, al interior de la cuatroté. Y es que Colima, gobernado por Indira Vizcaíno, quien aún no cumple un año en el cargo, se encuentra en la lista negra de EU por actividad de pandillas y tiroteos entre grupos rivales del crimen organizado.

Le sigue Guerrero, gobernado por Evelyn Salgado, apenas desde octubre de 2021, también es un estado en el que se tiene catalogado preocupante, por lo que las autoridades estadounidenses sugieren no viajar por delincuencia generalizada y secuestro.

Michoacan, encabezado por Alfredo Ramírez Bedolla, también en la lista de estados en crisis, según EU, la entidad tiene la alerta por crimen y secuestro.

Caso similar es el de Sinaloa, en donde el gobierno de Rubén Rocha Moya, también tiene serios problemas de crimen organizado, secuestro y choques entre bandas criminales. También pertenece a la primera generación de gobernadores morenistas de nuevo cuño.

Otra preocupación es que a menos de 20 días de que Américo Villarreal asuma el cargo en Tamaulipas y llegará a una entidad con altos índices de criminalidad y tampoco pueda solventar esos problemas. Y en Estados Unidos se marque al estado fronterizo como uno de los más peligrosos para los ciudadanos norteamericanos.

Zacatecas, del gobernador David Monreal, también se encuentra fichado por EU como una entidad en la que el tránsito y viaje de los estadounidenses se puede ver afectado por delitos violentos, extorsión y actividad del crimen organizado.

El canciller Marcelo Ebrard lleva una agenda alterna y esta se traduce en entregar un documento al secretario Antony Blinken en el que le explicará la situación por la que atraviesa el país y los seis estados marcados de rojo por las autoridades estadounidenses.

A final de cuentas, Ebrard tiene que rescatar lo que la secretaria Rosa Icela Rodríguez no ha podido resolver, la responsabilidad de seis gobernadores y una guardia nacional comandada por Luis Rodríguez Bucio dejó de hacer.

Con este panorama de inseguridad, Marcelo Ebrard y su comitiva de alto nivel apuesta por limpiar la imagen de México. Antes de que se le catalogue al país como un Estado Fallido.