• 15 de Julio del 2024
TGP

La nueva Reforma a la Ley de Instituciones de Crédito

Cámara de Diputados

Bajo el argumento de mejorar el combate al lavado de dinero y actividades relacionadas al financiamiento del terrorismo, la Cámara de Diputados aprobó el martes reformas a la Ley de Instituciones de Crédito, que permitirán a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) introducir a una persona a la lista de usuarios bloqueados con sólo un indicio de que se encuentra relacionada con los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita o de financiamiento al terrorismo.

 

Asimismo, eliminaron la obligación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda de notificar por escrito a los usuarios sobre el congelamiento de sus cuentas.

En una votación cerrada y sin hacer mucho ruido, a tres años de que fue presentada por la fracción de Morena en el Congreso de La Unión, el pleno aprobó esta reforma con 266 votos a favor, 219 en contra y cero abstenciones.

La razón de la modificación se justificó con el argumento de que la obligación de la UIF de notificar por escrito representa una imposibilidad material y un problema práctico para el ejercicio de una función de suma importancia para el Estado Mexicano, pues este no tiene los recursos humanos y materiales necesarios, para llevar a cabo las notificaciones personales propuestas, en función de que es un área de inteligencia que no lleva a cabo actividades de campo.

Dese la propuesta de esta reforma se generó polémica en torno a ella, ya que se ha argumentado que esta permitiría el uso del Estado para usar a la UIF como medio de presión contra sus enemigos, al dotar esta unidad de la facultad de acusar, eliminando la presunción legal de inocencia de las personas.

Las voces en contra de darle más poder a la UIF señalan también, que los cambios propuestos no resuelven de fondo la garantía al debido proceso en el régimen de prevención de lavado de dinero, sino que se presta a un uso discrecional del mismo y que con los cambios aprobados se le está dando un perfil ministerial a la UIF.

Para muchos, a través de esta nueva reforma, se institucionaliza la intimidación mediante la posibilidad de congelar cuentas.

Por otra parte, las voces a favor de esta reforma han hecho énfasis en que se seguirá respetando el derecho de audiencia a las personas que sean bloqueadas, con lo que se brinda certeza jurídica a los usuarios de los servicios financieros, a través de un procedimiento claramente establecido en la ley.

De hecho, en un comunicado de la UIF se hace referencia a que, la reforma, introduce elementos para garantizar que los derechos de quienes sean incluidos en la lista de personas bloqueadas dentro del sistema financiero sean respetados.

Sin duda este es un tema controversial en el que, por el momento, es difícil emitir una postura acerca de su efectividad ya que, debe operar para poder valorarlo.

Quienes han votado a favor de esta modificación, no dudo, están convencidos de que es una herramienta para combatir temas que hoy se hacen presentes en la sociedad como el lavado de dinero y el apoyo a actividades terroristas, que empezamos a vivir y que, por el bien de nuestro país, debemos de frenar desde sus raíces.

Esperemos que esta nueva modificación cumpla con el mandato básico de todo Estado de proteger a su ciudadanía y no sea utilizada como un medio de presión hacia ella; confiemos en nuestras instituciones y su compromiso con México.

---------------------------------

Twitter @RicardoChavero

Secretario General del Partido Verde en Puebla Capital