• 15 de Julio del 2024
TGP

El Cambio Climático es real y nos está dañando

 

La quema de combustibles fósiles ocasiona la emisión de dióxido de carbono, el cual constituye dos terceras partes de los gases de efecto invernadero del planeta

 

 

Ricardo Chavero

A pesar de que las pruebas del Cambio Climático están presentes en todo el planeta, existen personas que aún niegan el fenómeno y señalan, que esto es parte de un proceso natural de nuestro planeta. Si somos objetivos, tenemos que señalar que efectivamente, el Cambio Climático es un proceso que nuestro planeta experimenta cada determinado tiempo, esto de hecho, ha sido la explicación de varios fenómenos que incluyen el entender como algunas civilizaciones desaparecieron. Sin embargo, es necesario puntualizar que, cuando se habla de Cambio Climático, los expertos en el tema no hacen referencia a la no existencia del fenómeno en el planeta, sino a la forma en la que, la actividad humana ha acelerado el mismo; el Cambio Climático es real y nos está dañando a todos.

Se sabe que la quema de combustibles fósiles ocasiona la emisión de dióxido de carbono, el cual constituye al menos, dos terceras partes de los gases de efecto invernadero del planeta, gases que provocan un calentamiento que se traduce en el denominado Cambio Climático con implicaciones no solo ambientales, sino también sociales y económicas. También sabemos que este consumo se debe a que, estos combustibles son los de uso común para desarrollar todas las actividades que sostienen la economía mundial donde, en poco más de 70 años, se ha triplicado el número de habitantes en el planeta, al pasar de 2, 500 millones de personas a poco más de 7, 500 millones en la actualidad. El crecimiento poblacional sin duda ha sido un factor clave para que, el consumo de combustibles fósiles aumentará en un periodo tan corto de tiempo, con la consecuente aceleración de la temperatura en el planeta, donde de acuerdo a los expertos, el aumento de un grado en la temperatura mundial implica incrementos en el nivel del mar que, en algún momento, podrían sumergir regiones enteras, entre muchas otras cosas.

Así, si los cambios en la temperatura del planeta se registraban cada trescientos años, la actividad humana ha generado que estos cambios se observen cada 50 años lo que, ha desembocado en migraciones, extinción de flora y fauna, amenazas y cambios en la producción agrícola, inundaciones, riesgos en la salud humana, sistemas meteorológicos cambiantes y extremos, incendios cada vez más bastos e incontrolables, acidificación de los océanos y todo esto, como una amenaza a la existencia de todas las especies vivas de este planeta, incluyéndonos como seres humanos.

Ante la gravedad del tema, a pesar de que algunos lo sigan negando, la mayoría de los países miembros de las Naciones Unidas (ONU) se han comprometido a disminuir sus fuentes de energía fósil e intercambiarlas por fuentes renovables, en la llamada Conferencias de las Partes, los países han firmado acuerdos que se revisan anualmente y que, representan una esperanza para el planeta. Sin embargo, a fuerza de ser sinceros, no existe una opción clara que lleve a la sustitución total de combustibles fósiles por combustibles renovables.

En seguimiento a la conmemoración este 24 de octubre, del Día Internacional Contra el Contra el Cambio Climático, esperamos sensibilizar, concientizar y advertir sobre las consecuencias del Cambio Climático y los riesgos que éste provoca para toda la vida en el planeta. No podemos esperar a que el cambio se logre desde las grandes esferas, este día queremos enfatizar que, individualmente podemos adoptar hábitos que contribuyan a frenar este fenómeno como pueden ser: ahorrar energía y agua, prácticas de consumo sostenibles, uso eficiente de bienes en el hogar y cualquier acción que implique, reducir el consumo de combustibles fósiles; recordemos que, el Cambio Climático es real y nos está dañando.