• 15 de Julio del 2024
TGP

Pelosi, visita peligrosa a Taiwán

Sin duda en el mundo, estamos pasando una etapa complicada por todos los desafíos que día a día vivimos.

 

Una guerra entre Rusia y Ucrania que, en su momento, amenazó con llevar al mundo a una tercera guerra mundial, según lo dijo Rusia y ahora, un conflicto entre las dos naciones más poderosas en términos económicos, China y los Estados Unidos.

Este 2 de agosto la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, llegó a Taiwán, país reclamado por China, a bordo de un avión militar en lo que, representa la primera visita en su tipo en 25 años, arriesgando con esto, a llevar las relaciones entre Washington y Pekín a un nuevo punto de alta controversia. De hecho, China ha sido clara en su sentimiento de esta visita al decir que, “los que juegan con fuego se quemarán”, según el Ministerio de Exteriores de China, que consideró el viaje como “extremadamente peligroso”.

¿Por qué peligroso? Es un hecho que Taiwán no quiere ser otra provincia de China y en su afán, ha sido apoyado por países como los Estados Unidos y, ante una nueva ofensiva China para amedrentar a Taiwán, se da esta visita para demostrar que el país no está solo y que, reforzando lo dicho por Estados Unidos, ellos apoyarán la independencia del mismo.

La respuesta de China no se ha hecho esperar, se han observado incursiones aéreas chinas en las cercanías de Taiwán, acciones con las que el gobierno de Xi Jinping trata de mostrar su fortaleza militar en situaciones de tensión. El Ministerio de Exteriores de China condenó enérgicamente la visita de Pelosi a Taiwán, calificándola como una grave violación al principio de una sola China; aseguró que, vulnera gravemente la soberanía y la integridad territorial de China y que, esta visita, tendrá un grave impacto político entre China y los Estados Unidos.

Y a pesar de todo lo dicho por China, a su llegada la congresista ha sido muy clara, esta visita honra el compromiso inquebrantable de los Estados Unidos de apoyar la vibrante democracia de Taiwán; la solidaridad de los Estados Unidos con los 23 millones de habitantes de Taiwán es hoy, más importante que nunca ya que, el mundo se enfrenta a la elección entre autocracia y democracia.

Esta nueva tensión entre dos potencias en el escenario bélico mundial, sin duda no son una noticia de esperanza para el mundo, todos sabemos de la escalada de presiones que ha habido entre los Estados Unidos y China, y todos sabemos de las graves consecuencias que el conflicto armado entre Rusia y Ucrania ha traído a todo el mundo que ha visto incrementar el precio de bienes que se han dejado de proveer al mundo.

En general el mundo lo que menos necesita hoy, es una especulación entre los Estados Unidos y China, que lleve a elevar el costo de ciertos bienes básicos para el planeta. Necesitamos certeza, no incertidumbre, así que, por el bien de todos, deseamos que estas tensiones provocadas por la gira de la Congresista Pelosi a Asia, sea solo un mal entendido y que, la paz siga reinando en la zona y en el mundo.