• 13 de Mayo del 2021

Los dos mayores retos para Biden

Biden y Kamala / Facebook

Una de las primeras negociaciones que Estados Unidos tendrá con México será que acepte a los miles de migrantes que son deportados inmediatamente por parte de la patrulla fronteriza. Y es que Biden ya aclaró que los únicos migrantes que permanecerán en territorio norteamericano serán los menores de 17 años, pero que todos los adultos serán regresados a México, sin importar que provengan de otros países como Centro o Sudamérica.

 

Y aunque el gobierno de México, desde el sexenio de Enrique Peña Nieto y ahora el que encabeza Andrés Manuel López Obrador cedieron de manera mucho más fácil a la petición de Donald Trump para contener a los migrantes desde la frontera con Guatemala, claro de lo contrario usaría la imposición de aranceles como medida de presión, actualmente el gobierno de México está negándose a aceptar a los migrantes deportados y desde hace varios meses también evade la petición norteamericana de abrir más refugios migratorios.

Pese a ello, Joe Biden dice que insistirán y que lo lograrán. El segundo reto es mucho mayor, pues ya no dependerá de los gobiernos de los países expulsores de migrantes, sino de la gente que tiene intenciones de migrar hacia el norte del continente. Biden buscará que los migrantes soliciten asilo a Estados Unidos desde sus países de origen, lo que se antoja muy complicado.

Y es que uno de los problemas en los que nuestro vecino país del norte hace constante énfasis es en los grupos criminales dedicados a la trata de personas y en el millonario negocio que representa cuando vemos en los medios de comunicación que un migrante paga hasta 12 mil dólares para llegar a esa frontera.

 

Kamala y Roberta lideran estrategia migratoria

El mandatario norteamericano Joe Biden asignó a la vicepresidenta Kamala Harris y a la exembajadora Roberta Jacobson como las encargadas de liderar las estrategias que buscan contener la migración desde Centroamérica. Ambas mujeres tienen sobrada experiencia en asuntos migratorios y en las relaciones diplomáticas con Latinoamérica, sobre todo con México.

Lo cierto es que el gobierno de origen demócrata está recibiendo fuertes críticas de los congresistas republicanos por no considerar la llegada de miles de migrantes a la frontera como una crisis, como ya lo había previsto Donald Trump poco antes de dejar la Casa Blanca. Lo único que ha reconocido Biden es, como lo dijo en su primera conferencia de prensa como Presidente, "esta nueva alza a la que estamos asistiendo comenzó durante el gobierno pasado, pero es ahora nuestra responsabilidad” y así enfrentará esta problemática, con sus dos mejores cartas.

Recordemos que Kamala Harris es hija de migrantes, durante muchos años se desempeñó como fiscal general en California y ha sido promotora de derechos migrantes como los de la vacuna para indocumentados y la protección gubernamental para los jóvenes dreamers.

Roberta Jacobson quien actualmente coordina los asuntos para la frontera sur, tiene una larga trayectoria en los países latinoamericanos desde la gestión de Barack Obama y junto con Biden como vicepresidente, encabezó negociaciones migratorias con varios gobiernos federales de México.

 

Comentarios vía twitter: @erinife

Corre electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.