• 07 de Octubre del 2022

La tarjeta remesas paisano, una novedad

Desde 3 hasta 10 dólares cobran de comisión las empresas encargadas del envío y recepción de remesas a los migrantes y a sus familias en ambas partes de la frontera, lo que implica un desfalco, un cobro abusivo para la cantidad de recursos que mandan diariamente millones de migrantes a nuestro país.

 

Por ello, una de las solicitudes constantes de esta comunidad a los gobernantes en turno, es la de regular las elevadas comisiones que cobran las empresas de envío de dinero desde Estados Unidos. Al parecer esta respuesta ha llegado con la firma de convenio anunciada hace unos días por el canciller Marcelo Ebrard entre la Secretaría de Relaciones Exteriores y Telecomunicaciones de México (Telecomm-Telégrafos) para que nuestros paisanos manden sus remesas y sus familiares las reciban a través de la “Tarjeta Remesas Paisano”.

Para el envío del dinero los migrantes contarán con 45 Ventanillas de Asesoría Financiera en Estados Unidos, una más en Canadá y otra en Francia, según el comunicado publicado por la dependencia federal.

Aunque no se habla de cobrar una comisión específica por el manejo de la tarjeta, lo cierto es que el tipo de cambio será establecido por Telecomunicaciones de México y el beneficiario tendrá una cantidad mínima de transferencias para que le sea otorgada y podrá acceder a esta modalidad de pago de sus remesas en las mil 700 sucursales de Telecomm-Telégrafos que hay en todo el país, independientemente de que será una tarjeta que podrá usarse en tiendas de abastecimiento y hasta para recibir los beneficios de diferentes programas sociales.

Y es que afirmar que los migrantes son un buen negocio para muchos sectores tanto en nuestro país como en Estados Unidos no es una exageración. Los paisanos representan la mano de obra barata, sin prestaciones, personal que se puede desechar en cuanto deja de servir o causa algún problema, mano de obra dispuesta a trabajar horas extras sin reclamo con tal de pagar puntualmente sus cuentas.

Y cuando llega el momento de enviar el fruto de su trabajo, de su soledad y de sus horas sin dormir, los migrantes son víctimas de una serie de abusos por parte de aquellas empresas encargadas de entregar el equivalente de esos dólares, las llamadas remesadoras.

Además, no necesariamente se respeta el tipo de cambio vigente, sino que se cobra bajo el tipo de cambio que establece la remesadora, lo que también representa un duro golpe para la economía familiar, pues se disminuye drásticamente la cantidad de dinero que resulta del envío desde Estados Unidos.

Cobrar las remesas a través de Telecomm-Telégrafos no es nada nuevo, de hecho, durante 2021 esta instancia recibió 2 mil 350 millones de dólares, que representa un mínimo porcentaje a comparación de los más de 51 mil millones de dólares recibidos a través de otras remesadoras. Lo que sí resulta una novedad es la entrega de esta tarjeta para que las familias de los migrantes reciban su dinero en el menor tiempo posible y sin pagar comisiones. Con el paso del tiempo los mismos migrantes nos dirán si este programa funciona o no.

Comentarios vía twitter: @erinife