• 09 de Marzo del 2021

Reforma migratoria revive 'sueño americano'

Migrantes varados en México esperan que se resuelva su situación; disuaden caravana de hondureños

 

Varados en la frontera de México con Estados Unidos, miles de personas esperan asilo en Estados Unidos con la esperanza de un cambio radical con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, mientras que miles de kilómetros al sur se desmanteló una fallida caravana migrante que partió desde Honduras.
El gobierno de Guatemala continuó con la deportación gradual a su país de cientos de migrantes hondureños que ingresaron ilegalmente en el territorio la semana pasada, con el objetivo de llegar en caravana a Estados Unidos.
La cantidad de personas que esperan en las fronteras mexicanas como Matamoros o Ciudad Juárez enfrentan escasez de alimentos tras el colapso económico originado por la pandemia del coronavirus.
Con la nueva administración demócrata los migrantes tienen expectativas de que las políticas sean más accesibles y humanitarias que las del ahora ex presidente republicano, Donald Trump, lo que se convirtió en una esperanza de alcanzar el sueño americano para cientos de migrantes, en su mayoría centroamericanos.
Joe Biden prometió un enfoque más humano en política migratoria y el mismo día de su toma de posesión, el nuevo presidente de Estados Unidos ordenó frenar la construcción del muro con México y la preservación y refuerzo del programa DACA, que protege temporalmente de la deportación a los "soñadores".
Desde Bill Clinton (1993-2001) hasta Trump (2017-2020), pasando por George W. Bush (2001-2009 y Barack Obama (2009-2017), el muro ha sumado mil 488 kilómetros de construcción que ahora ha detenido Biden.
La nueva administración suspendió las deportaciones durante 100 días y anunció asimismo la suspensión del polémico programa "Quédate en México”, que devolvió a unas 60 mil personas, la mayoría procedentes de Centroamérica, quienes esperan que se resuelva su situación en México.
En 2019, más de 62 mil migrantes fueron deportados o detenidos y casi 14 mil menores fueron enviados solos a ciudades fronterizas peligrosas como Tijuana o Ciudad Juárez entre otras.
La medida de mayor impacto anunciada por la administración Biden es una reforma migratoria para conducir a la legalización y otorgar la ciudadanía a 11 millones de indocumentados a lo largo de los próximos ocho años. Según la Casa Blanca, la iniciativa de ley "Acta de Ciudadanía de Estados Unidos 2021" es un esfuerzo por "restablecer humanidad y valores estadounidenses en nuestro sistema de inmigración”.
Entre otras cosas, la propuesta contempla como prioridad mantener unidas a las familias migrantes, un tema que generó indignación internacional luego de que circularan imágenes de pequeños solos en centros de migrantes durante el mandato de Trump. Un detalle del texto legal es que cambia el término "alien” por el de "no ciudadano”, en reconocimiento de que Estados Unidos es "una nación de inmigrantes”.
Mientras tanto, el "american dream" eleva las espectativas de cientos de personas, algunas víctimas de los tratantes de personas.
Un grupo de 128 migrantes indocumentados, entre ellos mujeres y niños, fueron localizados y rescatados por la Guardia Nacional cuando eran transportados en condiciones de hacinamiento en el interior de un camión de carga en una carretera de Veracruz.
El grupo viajaba sin medidas sanitarias para evitar contagios de la Covid-19 y hasta el momento no está clara su nacionalidad de las personas. El operador del camión quedó a disposición de la autoridad ministerial de dicho estado para definir su situación jurídica.
En Guatemala, cientos de hondureños continúan retornando a sus hogares de manera voluntaria, tras su ingreso en caravana; algunos tienen familiares en Estados Unidos, por lo que tienen la confianza de que con Biden como presidente puedan volver a verlos, en algunos casos después de varios años.
Miles de migrantes centroamericanos se disponían a llegar a Estados Unidos, pero fueron detenidos por fuerzas de seguridad del país centroamericano a golpes y con gases lacrimógenos.
Decenas de migrantes abordaron autobuses que los llevaron a Honduras, otro grupo fue replegado por las fuerzas de seguridad y aparentemente era escoltado por agentes de regreso a la frontera en un trayecto a pie, mientras que un número de migrantes huyó del operativo de seguridad.