• 16 de Agosto del 2022

Al alza, migración de mexicanos a EU

Más de 50 por ciento de los migrantes que viajaban en el tráiler abandonado en San Antonio, Texas, eran connacionales

 

Al menos 27 mexicanos viajaban en el tráiler protagonista de la tragedia en San Antonio, Texas, en la que 53 personas migrantes murieron, el resto provenía de Centroamérica, lo que subraya que los connacionales han vuelto a intentar cruzar hacia Estados Unidos.

La tendencia de mexicanos que cruzan de manera irregular a Estados Unidos había descendido durante la última década; sin embargo, desde 2020, la combinación de la violencia creciente y una situación económica más difícil, ha llevado a la primera alza en migración mexicana en una década.

La migración desde México tuvo una reducción entre 2009 y 2019, periodo en el que salieron de Estados Unidos más mexicanos de los que ingresaron. Este descenso se atribuyó a una economía mexicana en crecimiento y a familias más pequeñas.

De acuerdo con un reportaje de The New York Times publicado el lunes, México se está convirtiendo en un desafío cada vez mayor en el esfuerzo de Washington por disuadir a los migrantes de ingresar a Estados Unidos a través de su frontera sur.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza reportó que la cantidad de mexicanos detenidos en Estados Unidos aumentó 50 por ciento de 2019 a 2020, de 170 mil a casi 255 mil. Una cifra sigue al alza, pues en lo que va del año, unas 379 mil personas han sido detenidas en su intento por llegar a algún destino en EU.

Antes de que las cifras de México empezaran su ascenso, el país fungía como un filtro al número de centroamericanos que se dirigen al norte para escapar de la pobreza.

La tragedia ocurrida el 27 de junio de 2022 en San Antonio Texas, mostró que más de 50 por ciento de las personas que intentaban cruzar hacia el país vecino procedían de siete estados del país.

De 2004 a 2022 han muerto un total de 6 mil 502 mexicanos en su intento de cruzar a Estados Unidos, siendo el caso más reciente el de los 22 connacionales encontrados en una caja del tráiler.

Los altos índices de violencia que padecen algunos estados del país también se han constituido como un factor que ha alentado la expulsión de migrantes.

Aunque las políticas de desarrollo social emprendidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador buscan atender las causas de la expulsión de migrantes, al inicio de su administración militarizó la frontera sur para detener a los centroamericanos, a través de la Guardia Nacional.

Con la llegada del presidente Joe Biden al cargo en enero del 2021, la estrategia fronteriza se mantuvo, pero también se trabajó en conjunto con el gobierno de México para atender las causas de la migración.

Estados Unidos proporcionó 4 mil millones de dólares en ayuda para combatir la corrupción y mejorar la gobernabilidad como una forma de disuadir la migración.

A pesar de estos esfuerzos, los expertos consultados por The New York Times advierten que los resultados a corto plazo no son suficientes para detener la oleada de migrantes mexicanos que llegan a la frontera sur de Estados Unidos.

La gran escasez de mano de obra en Estados Unidos continuará motivando a los migrantes mexicanos a hacer la travesía, sin importar los riesgos, dijo un alto funcionario mexicano.

Indicó que la necesidad de más trabajadores enfatiza la necesidad de más visas para trabajadores temporales que brinden rutas seguras para los migrantes.

Según Carlos Escalante Igual, quien está a cargo de los asuntos migratorios de Veracruz, la tragedia en San Antonio debería ser un llamado de atención para que Estados Unidos cree caminos más seguros para la migración.

Sin esas rutas seguras, los migrantes deben recurrir a organizaciones criminales y “polleros” para cruzar la frontera, con frecuencia en condiciones inseguras parecidas a las que condujeron a las decenas de muertes en San Antonio.