• 22 de Septiembre del 2021

Dictan formal prisión a Cárdenas Palomino

La FGR obtuvo la medida cautelar por su probable responsabilidad en el delito de tortura

 

El Juez Décimo Segundo de Distrito en el Reclusorio Oriente determinó la formal prisión para Luis Cárdenas Palomino, señalado de tortura en el caso Cassez-Vallarta.
A través de la Fiscalía Especializada en materia de Derechos Humanos (FEMDH), se obtuvo auto de formal prisión por su probable responsabilidad en el delito de tortura.
El pasado 5 de julio la FGR informó que “luego de trabajos de investigación, coordinados por el Ministerio Público Federal (MPF), adscrito a la Fiscalía Especial para la Investigación del Delito de Tortura, de la FEMDH, pudo identificarse la ubicación de esta persona en un inmueble en Naucalpan, Estado de México, lugar donde esta madrugada fue ejecutada una orden de cateo en la que se detuvo a dicho individuo”.
A Luis "C", ex servidor público, se le relaciona con probables hechos de tortura ocurridos en 2012, en contra de presuntos secuestradores.El imputado quedó a disposición del Juez Federal quien determinará su situación jurídica.
En el polémico caso se documentó que todo fue montado las acusaciones, la detención y las notas donde se vía la captura.
Todo esto para poder armar una cobertura mediática que tuviera impacto en medios de comunicación como en el noticiero de Carlos Loret de Mola.
La Fiscalía Especializada en materia de Derechos Humanos de la FGR quien logró conseguir la forma prisión al presentar las pruebas de tortura contra Cárdenas Palomino.
El caso de Cassez e Israel Vallarta sucedió en 2012, cuando fueron detenidos por un supuesto secuestro y en video ícono que circulan en redes se muestra como Vallarta es obligado bajo la fuerza de un policía a estar en la entrevista televisada, lo que se considera como tortura el uso de la violencia oficial.
Cárdenas Palomino era la mano derecha del entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Genaro García Luna y quien se encuentra preso en Estados Unidos imputado de impulsar las operaciones del Cártel de Sinaloa, entonces liderado por Joaquín El Chapo Guzmán.
La indagatoria del caso Florence Cassez dice que oficiales bajo las órdenes de Cárdenas Palomino obligaron a los detenidos a confesar bajo el uso de descargas eléctricas y asfixia con bolsas de plástico, así como golpes.
Los detenidos del caso eran acusados de pertenecer u operar para la banda de secuestradores Los Zodiaco.
Vallarta sigue esperando sentencia tras 16 años de prisión, en un caso donde aseguran fue montado y todo obtenido a través de la tortura.
Mario Vallarta, el hermano de Israel, y Sergio Cortés Vallarta, sobrino de ambos, fueron sometidos a torturas junto con otros dos hombres después del escándalo.
El caso según versiones de prensa internacionales fue armado como venganza hacia el hermano de Florence Cassez a petición de un amigo de Genaro García Luna.