• 25 de Julio del 2021

Derrumbe en Línea 12, por prisas y mala soldadura: New York Times

Línea 12 accidente / @lopezdoriga

 

La noche del lunes 3 de mayo se derrumbó un estructura del Metro y el accidente dejó un saldo de 26 personas muertas

 

Una investigación que publica el diario estadounidense The New York Times sobre el accidente en la Línea Dorada, el cual dejó 26 personas muertas, señala que las prisas para inaugurar la obra antes de que el entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, dejara su cargo, y fallas estructurales provocadas por soldadura deficiente, pudieron haber sido las causas del derrumbe de los vagones.

En el texto se menciona a Marcelo Ebrard y al empresario Carlos Slim. De Marcelo Ebrard se dice que era el jefe de gobierno cuando se construyó la Línea 12 del Metro, y se asegura que una de las empresas de Carlos Slim participó en la construcción de la Línea Dorada.

La noche del lunes 3 de mayo se derrumbó un estructura del Metro en la estación Olivos de la Línea 12 del Metro, y el accidente dejó un saldo de 26 personas muertas y 79 heridos.

“Pero una investigación de The New York Times —basada en documentos gubernamentales que abarcan varios años, entrevistas con personas que trabajaron en la construcción y análisis de la evidencia del lugar del siniestro realizado por expertos— ha encontrado graves fallos en la construcción del metro que parecen haber causado directamente el colapso”.

El diario señala que los expertos que consultó le dijeron que los pernos parecen haber sido la causa del accidente, porque tenían soldadura deficiente.

“Los pernos metálicos que eran cruciales para la solidez del viaducto —y que servían como base de toda la estructura— parecen haber fallado debido a soldadura deficiente, falla grave que probablemente causó el choque”.

Según The New York Times el accidente provocó una crisis política que puede afectar a Marcelo Ebrard y a Carlos Slim.

“La tragedia ya se ha convertido en una crisis política que podría afectar a dos de las figuras más poderosas del país: Marcelo Ebrard, el secretario de Relaciones Exteriores del presidente, y Carlos Slim, uno de los empresarios más ricos del mundo”.

“Ebrard era jefe de gobierno de la Ciudad de México cuando se construyó la nueva línea del metro, conocida como “Línea dorada”, una expansión muy anunciada del segundo sistema de metro más grande de América, una iniciativa que podría impulsar sus credenciales como presidenciable. Y la empresa constructora de Slim, Carso Infraestructura y Construcción, llevó a cabo el tramo de la línea que colapsó. Era el primer proyecto ferroviario de la compañía, que allanaba el camino para otros más”.

El diario afirma que recolectó material fotográfico en la zona del accidente y que los ingenieros que consultó dijeron que los pernos fallaron por soldadura deficiente.

“El Times tomó miles de fotografías del sitio del siniestro y compartió las pruebas con varios ingenieros expertos que llegaron a la misma conclusión: los pernos metálicos que eran cruciales para la solidez del viaducto —y que servían como base de toda la estructura— parecen haber fallado debido a soldadura deficiente, falla grave que probablemente causó el choque”.

The New York Times afirma que revisó miles de documentos y que encontró que ya existían advertencias sobre la seguridad en la Línea Dorada.

“El Times ha revisado miles de páginas de documentos internos, tanto gubernamentales como corporativos, sobre la problemática historia de la línea y encontró más de una década de advertencias y alertas de seguridad antes del desplome”.

“Con apuro para terminar, la ciudad exigió que las empresas constructoras abrieran el metro mucho antes de concluido el mandato de Ebrard como jefe de gobierno en 2012. La premura condujo a un proceso frenético de construcción que empezó antes de que se completara un plan ejecutivo y produjo una línea de metro con fallos desde el inicio. La indignación por las deficiencias fue tan intensa que Ebrard terminó por irse a vivir al extranjero durante 14 meses, dejando atrás lo que llamó una ‘cacería política’”.

“Auditores federales encontraron que las autoridades de la ciudad “autorizaron de trabajos de mala calidad” [SIC], incluso durante la construcción de la línea. La certificación del metro se produjo menos de una hora antes que se inaugurara, a pesar de que faltaban por completar miles de piezas de trabajo, según una investigación de 2014 de la Asamblea Legislativa de la ciudad”.

“Durante una inspección después del gran terremoto de 2017, la ciudad detectó fallos en la construcción original del tramo hecho por la empresa de Slim, entre ellos destaca el vaciado incorrecto de concreto y componentes de acero faltantes, según un informe gubernamental de 2017 que hasta ahora no se había difundido”.

Aquí puedes ver el reportaje completo de The New York Times: https://www.nytimes.com/es/interactive/2021/06/12/espanol/america-latina/metro-ciudad-de-mexico.html