• 29 de Enero del 2022

La ciudad que se habita también se sobrevive

Especial

En “La ciudad todavía existe”, Elsa Herrera nos adentra a realidades donde el horror social se presenta fulminante

 

La ciudad todavía existe, es un compendio de veintiséis relatos breves, escritos por la autora; psicóloga, con estudios de posgrado en sociología. La doctora Elsa Herrera Bautista nos comparte por primera vez una obra de esta índole. En el año 2013, publicó Toy Kids, en la serie los antagónicos, dónde le conocí por primera vez en el ámbito literario. A partir de esa experiencia no he dejado de seguir atenta y agradecidamente, su obra creativa, aunque también le he leído como columnista e investigadora social, pues tiene mucho que decir sobre la condición del mundo y la experiencia de las personas que le habitan.

En La ciudad todavía existe, Elsa nos adentra a realidades donde el horror social se presenta fulminante, tanto para las y los protagonistas, como para quien se atreve, mediante la lectura, a atestiguar vidas que se materializan con las letras. De las hojas surgen hospitales psiquiátricos, fábricas, escuelas, panteones, moteles y hasta espacios digitales. Emergen la calle y el barrio. Así como piñas aullantes, dinosaurios, pasadizos interdimensionales y escenarios post apocalípticos.

Su escritura, original, crítica, lúcida e intimista, genera que la inmersión cognitiva y emocional ocurra tan abruptamente, que al finalizar cada relato, perseveran los personajes y sus historias. Pausar la lectura es un impulso recurrente, pero ansiosamente persistirá el deseo de leer lo siguiente. Por este motivo, probablemente querrás releer este compendio completo o fragmentado, más de una vez.

Elsa no romantiza nada, aun así, encontramos lenguaje metafórico, humor, sátira y la oportunidad de la inmersión guiada. Pues de su refrescante estilo narrativo, nos lleva de la mano, permitiendo atravesar el fuego que consume a los personajes. 

Nada en las letras de Elsa, resulta lugar común.  Su propuesta de lenguaje, una vez conocida, se torna necesaria. En cada relato, es evidente el conocimiento contextual de la autora y su sensibilidad para retratar los mundos internos de quienes habitan ciudades. La ciudad concreta y simbólica, donde se entretejen personas y circunstancias.

Las 105 páginas de este compendio, se presentan sin aleccionamiento moral alguno. Los personajes afrontan el horror en su cotidianeidad, piensan, sienten, desean. A veces sobreviven, otras, se desintegran debido a tragedias sociales y humanas más complejas.

La ciudad todavía existe, publicada a finales del año pasado, en octubre 2021, por Editorial Vocho Amarillo, es una oportunidad para intimar con la obra de Elsa Herrera Bautista, quien en sus propias palabras; escribe en defensa propia y porque no le queda más remedio.