• 16 de Agosto del 2022

Buzz Lightyear vs padres de familia

Tras unos días de haber salido la película Lightyear, me permito hacer este comentario, sin esperar perturbar las sanas conciencias de mis asiduos lectores y, sobre todo, los padres de familia quienes se desgarraron las vestiduras, cual si vieran a la bestia apocalíptica de siete cabezas, ya que, ante la avalancha publicitaria para ver esta saga muchos se pausaron, ya que habían “espoileado” (acción de arruinar y destrozarle la vida a alguien que está viendo una serie desde el comienzo anticipándole hechos, sin advertencia o consideración alguna, acabando toda esperanza de emoción y sorpresa para siempre) que en el filme se incluía una escena de beso entre personas del mismo sexo.

 

Las reacciones no se hicieron esperar. Hubo quien no llevó a sus hijos a ver la película, yo al momento de ir estuve atento al momento, ya que estaba acompañado de mis hijas Dari y Lani, quería explicarles la situación, para cuando ésta apareciera en pantalla; lo cierto es que no fue necesario mi bagaje inclusivo, ya que de verdad la escena es imperceptible, dura acaso uno o dos segundos, las niñas estaban más preocupadas por no mezclar las palomitas de mantequilla con las de dulce que estaban en su contenedor.

Lightyear, de Disney-Pixar, fue prohibida en 14 países por la escena del beso entre personas del mismo sexo, especialmente en Oriente Medio y Asia, incluidos Arabia Saudita, Líbano, Kuwait, Egipto, Indonesia y Malasia.

Algo que a mí me preocuparía es si mi hija me dijera: “Papá ¿por qué hay tantos clubs nocturnos en la ciudad?”

¿Qué le contestaría? Algo así como: “Hija, lo que pasa es que tenemos una moral relajada, prohibimos una escena de un segundo en el cine mientras que vemos cómo las personas se dejan ver en su ingreso a estos lugares, que parecen ‘triángulo de las bermudas’, porque carro que entra desaparece”.

La película —que cuenta con la inter­pretación de Chris Evans como Buzz Lightyear de las películas Toy Story— incluye un breve beso entre Hawthorne, el personaje interpretado por la actriz Uzo Aduba, y la mujer con la que tiene una relación.

Los papás que pusieron el grito en el cielo por la película son los mismos quienes compran una niñera electrónica a sus hijos, para que los eduque y de paso los mande al infinito y más allá, para que nos den tiempo libre, ya que ser padres o madres de tiempo completo de repente resulta asfixiante, ¿o no?

Cuántos papás esperan que caiga la noche para poder ver contenidos para adultos. ¿Ustedes están seguros que sus hijos no los escuchan? O a quienes tienen videos en DVD, ¿están seguros que sus hijos no los han visto?

Cuántos no se han dado tiempo de acompañar a sus hijos en un festival de la escuela, cuántos creen que son padres por dar una módica mensualidad y llevar a pasear a los hijos el fin de semana. ¡Eso si es preocupante! Eso sí daña a tus hijos profundamente, para el resto de sus días, no una escena de un segundo de una película.

Y le puedo seguir. ¿Cuántos niños y niñas han sido abusados y la mayoría son abusos de gente cercana a ellos? ¿Dónde estaban los papás?

A nivel mundial, México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil con 5.4 millones de casos por año, conforme datos de la asociación Aldeas Infantiles SOS. Esos son temas que sí se tienen que poner en tela de juicio, porque en este momento lector está ocurriendo mientras creemos que solucionamos el mundo con no ir a ver una película al cine, por introducir propaganda de ideología de género.

Lightyear es una aventura llena de diversión, que cuenta la historia del origen de Buzz Lightyear, el héroe que inspiró el juguete. Lightyear presenta al legendario guardián espacial en una aventura intergaláctica, junto a un grupo de ambiciosos reclutas (voces en inglés de Keke Palmer, Dale Soules y Taika Waititi) y su divertido compañero robot Sox (voz en inglés de Peter Sohn). También participan del elenco Uzo Aduba, James Brolin, Mary McDonald-Lewis, Efren Ramirez e Isiah Whitlock Jr. Dirigida por Angus MacLane (codirector de Buscando a Dory) y producida por Galyn Susman (Toy Story: Olvidados en el tiempo).

La educación, valores, costumbres, creencias, ideologías vienen de casa, no podemos tapar el sol con un dedo, ni mantenernos en una burbuja, tampoco creyendo que con no ver algo dejara de existir o de hacernos daño.

La realidad es que cada quien debe tomar su papel en serio, porque siempre es más cómodo echarle la culpa alguien de los errores que se tienen en casa, si tú estás segura o seguro de la chamba que haces en tu hogar con tus hijos ¡no hay nada que temer!

La columna de esta semana ha terminado pueden ir en paz.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y @RayZubiri en todas las redes sociales.