• 16 de Agosto del 2022

Que pasó con la Reforma Eléctrica

El 30 de septiembre del 2021 el Presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, envío a la Cámara de Diputados una propuesta de reforma constitucional en materia de energía eléctrica para el país, misma que tenía como principal objetivo, contrarrestar los efectos de la Reforma Energética del 2013 aprobada durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y que priorizaba, la privatización del sector.

 

De manera general podemos decir que esta propuesta de reforma, pretendía modificar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como, agregar una serie de artículos transitorios con el objetivo de derogar la mencionada reforma de 2013. Siguiendo al Presidente López Obrador, la reforma aprobada anteriormente significó un cambio regresivo para la industria eléctrica del país y estableció un sistema eléctrico nacional, cuyos verdaderos objetivos fueron el despojo, la desaparición de las empresas energéticas del Estado y el otorgamiento de beneficios ilimitados al sector privado; en tanto, esta nueva propuesta buscaba rescatar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y restablecer un sistema eléctrico comprometido con el pueblo, que asegurara el abastecimiento confiable de energía eléctrica a los precios más bajos; esta nueva reforma establecía que la CFE generaría por lo menos el 54 por ciento del consumo eléctrico nacional de forma permanente, proporción indispensable para que se garantizara el abastecimiento necesario para toda actividad social y económica.

Al ser la reforma propuesta una reforma constitucional esta necesitaba lo que se conoce como mayoría calificada en la votación de la misma, es decir, que dos tercios de los diputados presentes en la sesión, votaran a favor de la misma. Este domingo 17 de abril, se llevó a cabo la sesión ordinaria de la LXV Legislatura donde se discutió y se votó la reforma propuesta por el Ejecutivo Federal. Cada diputado que ocupó la tribuna, expuso los argumentos bajo los cuales, darían su voto a favor o en contra de la reforma y se pudo observar, que en general, la mayoría de los legisladores se pronunciaron a favor de las energías renovables y de que, se den mejores precios a la energía eléctrica para la población. Finalmente, cerca de las 23:30 horas las diputadas y los diputados emitieron su

 votación resultando, 275 votos a favor, 223 en contra y cero abstenciones, de la mencionada iniciativa de Reforma Eléctrica, por lo que, el proyecto se desechó, según informó el Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Sergio Carlos Gutiérrez Luna. Así, tras una sesión que duró casi 12 horas y a pesar de las acusaciones de ambos bandos de la moneda, MORENA y sus aliados no lograron los poco más de 330 votos requeridos para la aprobación de la reforma.

Y si bien, la reforma del Presidente López Obrador no fue aprobada, es necesario señalar que los principios de la misma podrían recuperarse en un futuro para evitar, las historias que ya viven otros países que han optado por la privatización total de su sector eléctrico, como España donde, han vivido jornadas de terror por los aumentos en los precios de la energía eléctrica a la población ante, los vaivenes del costo de los insumos para la producción. Desde este espacio apoyamos el fortalecimiento de la CFE como la empresa que debe dotar de energía eléctrica a los mexicanos y apoyamos, las que se determinen las mejores medidas para, siempre ofrecer precios justos a todos para este insumo de primera necesidad, tanto económica como social.