• 27 de Noviembre del 2021

Coalición fronteriza, el nuevo muro

Facebook Greg Abbott

Después del “muro de acero”, conformado por decenas de vehículos militares y policiales colocados a lo largo de la franja fronteriza en la región de Del Río en Texas, para impedir el paso de los migrantes haitianos, el gobernador texano, Greg Abbott anunció que otros mandatarios de origen republicano unirán esfuerzos con Texas para proteger la frontera ante la crisis humanitaria que prevalece.

 

Por ello, los gobernadores de Texas, Arizona, Iowa, Oklahoma, Georgia, Idaho, Montana, Ohio, Wyoming y Nebraska insistirán en que se fortalezca el “Título 42”, por el que se deportan de manera inmediata a los migrantes para prevenir más contagios por la pandemia y que se reestablezca el programa “Permanecer en México”, para que los solicitantes de asilo esperen del lado mexicano mientras Estados Unidos evalúa la petición.

El gobernador texano no se limita al asegurar que el presidente Joe Biden es el causante de la crisis migratoria que prevalece al suspender las obras de construcción del muro fronterizo, al terminar con programas impuestos por el expresidente Donald Trump, como parte de su política antiinmigrante y dando un mensaje equivocado, que las puertas de la frontera están abiertas.

Y es que, según Abbott, los condados fronterizos están sufriendo por la llegada de miles de migrantes, sin que el gobierno federal tome acciones al respecto.

Además, la llegada de más de 15 mil menores no acompañados, según la gobernadora de Iowa y el aumento en el tráfico de drogas, en las cifras de crímenes en esos estados y la peligrosidad, cada vez más elevada, de los carteles mexicanos, son los principales argumentos de los 9 gobernadores de origen republicano para formar esta coalición y representar un nuevo muro para las nuevas caravanas migratorias que llegarán en los próximos meses.

Aunque también representa un discurso de odio fortalecido que insiste en llamar delincuentes a los solicitantes de asilo.

 

Migrantes, la viga en el ojo de México

La paja en el ojo ajeno, así se trata el tema de los migrantes en México, se critica severamente la revisión exhaustiva que se aplica en Estados Unidos para detener indocumentados, pero se aplican medidas severas en nuestro país en contra de los migrantes originarios de Centroamérica y ahora en contra de quienes huyen de la pobreza y los desastres naturales en Haití.

La empresa Autobuses de Oriente emitió un comunicado para informar que “por instrucción oficial, toda persona deberá presentar una identificación valida. En el caso de extranjeros, se les solicitará su permiso migratorio e identificación con el mismo nombre, para poder comprar un boleto y al abordar el autobús”.

Y es que las medidas que están imponiendo el gobierno federal y algunos gobiernos estatales para cerrar el paso a los migrantes son cada vez más estrictas con el fin de evitar que avancen en su intento de llegar a Estados Unidos.

La migración no se detendrá y únicamente obligarán a las caravanas a buscar rutas que cobren más vidas, mientras, con la viga en el ojo de México, criticamos la paja en el ojo de Estados Unidos.

 

Comentarios vía twitter: @erinife