• 04 de Diciembre del 2020

La apuesta demócrata del voto latino

Facebook

Las organizaciones promigrantes lo lograron, su promoción al voto dio resultado y el Partido Demócrata fue el mayor beneficiado, es cierto, un porcentaje importante votó por Donald Trump y defendió las posiciones Republicanas, sobre todo en estados como Florida y Texas. Lo importante es que más de 15 millones de hispanos con derecho al sufragio, de los 32 millones registrados en el padrón, participaron durante este proceso y marcaron la diferencia histórica en la elección más votada.

 

La organización Fuerza Migrante festejó la reelección de algunos congresistas de origen mexicano durante este proceso electoral demostrando así que el trabajo que realizan en favor de la comunidad migrante es importante entre su electorado.

Entre ellos están: Joaquín Castro de origen mexicano reelecto en el distrito de Texas; Raúl Grijalva quien nació en Tucson, Arizona pero su padre fue trabajador migrante mexicano del Programa Bracero y también fue reelecto para ese estado; Lou Correa nació en Los Ángeles, California pero su familia es originaria de Zacatecas; así como Chuy García quien es originario de Durango también ganó la reelección para el distrito de Illinois pues él radica en Chicago.

Otros de los estados beneficiados con el voto migrante fueron Nueva York, Connecticut y Nueva Jersey, así como California, Arizona y Michigan, sobre todo porque sus habitantes vieron que durante el manejo de la pandemia sus autoridades locales de origen demócrata realizaron un buen trabajo.

Fuerza Migrante compartió los datos de Latino Decisions en el que se observa que, en lo que va del conteo, el 74 por ciento de los votos mexicoamericanos fueron para los demócratas y el 23 por ciento para los republicanos.

Al parecer la amenaza constante del presidente Trump en contra de las ciudades santuario que protegen a los migrantes generó conciencia entre los hispanos y salieron a dar su apoyo en las urnas al Partido Demócrata cuyo candidato hizo promesas importantes para favorecer a la comunidad migrante y que, de obtener la silla presidencial, enfrentará el reto de cumplir.

Y es que las promesas de Joe Biden como candidato demócrata no son pocas ni sencillas, dijo que los jóvenes DACA deberían alcanzar la ciudadanía, además prometió una reforma migratoria para millones de indocumentados y terminar con la separación de familias a través de los centros de detención.

Lo cierto es que sea cual sea el resultado final y que seguramente conoceremos muy pronto, Donald Trump ya dejó bien plantada su semilla y será muy difícil de sobrellevar en los próximos 4 años pues aunque el Partido Demócrata mantuvo la mayoría en el congreso, en el senado norteamericano los republicanos siguen con el poder de decisión y el nombramiento de la  Juez Amy Coney Barret en la suprema corte será un factor fundamental para temas de gran trascendencia que Donald Trump prefirió guardar para el conservadurismo norteamericano y que, de ganar Joe Biden, significará un fuerte obstáculo para muchas de las decisiones liberales que habrá de tomar en su mandato.

-----------------------------------

 

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.